Don Felipe y doña Letizia alzan su copa en el centenario de Freixenet

  • El Rey destaca el "corazón catalán" de una firma "que ha sido seña de orgullo español"

Freixenet ha celebrado su centenario por todo lo alto. Aunque esta vez no ha confiado en artistas de primera fila, como hace cada Navidad para promocionar sus cavas, sino que ha apuntado aún más alto. Han sido los propios Reyes los que han puesto el broche a los actos que conmemoran el centenario de la marca, con una visita a las bodegas y un almuerzo en las cavas de Sant Sadurní d'Anoia al que acudieron empresarios y autoridades catalanas.

Para la ocasión, doña Letizia volvió a apostar por el rojo, un color que le favorece, aunque quizá esta vez no escogió el vestido más apropiado, ya que tenía demasiados brillos para un acto de mañana. La Reina lució un diseño de Varela confeccionado en tweed y crepé, el mismo que llevaba en la II Cumbre Internacional de Nutrición de la FAO. En esta ocasión, también lo combinó con unos salones rojos del mismo diseñador y una cartera de charol rosa palo. Completó su outfit con un favorecedor moño bajo con ondas, sobre el que destacaban unos pendientes largos de Tous.

En su discurso, el Rey resaltó la "cuna barcelonesa" de esta multinacional familiar y su "corazón catalán" como "señas de orgullo español". "Freixenet ha llegado a representar esa imagen de nuestro mejor espíritu emprendedor y nuestros mejores logros empresariales. Su cuna barcelonesa y su corazón profundamente catalán han sido señas de orgullo español, paseando con éxito ejemplar por todo el mundo con una visión ciertamente pionera y universal", destacó.

Además, los Reyes aprovecharon su estancia en Barcelona para visitar a los familiares del empresario y editor José Manuel Lara Bosch, el presidente del grupo Planeta y de Atresmedia Televisión, que falleció el pasado día 31 tras padecer una larga enfermedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios