Estefanía de Mónaco, la princesa díscola, cumple 45 años

Su nombre real es Stéphanie Marie Isabelle Grimaldi Kelly pero es conocida en todo el mundo como la princesa Estefanía de Mónaco. La hija menor de Grace Kelly y Rainiero III de Mónaco cumple hoy 45 años y lo ha celebrado concediendo una entrevista en la que niega que sea una rebelde. Aunque lo cierto es que la fama de díscola la ha perseguido siempre, desde su infancia, a diferencia de sus hermanos mayores, Carolina, la responsable, y Alberto, el comedido. Lo cierto es que sus numerosos romances y múltiples ocupaciones laborales, ya que a lo largo de su vida ha explotado sus facetas de cantante, diseñadora, modelo y artista de circo, entre otros empleos, a pesar de que en ninguno ha llegado a cuajar, han contribuido a fomentar su reputación de irresponsable e inconformista.

La fama de rebelde, aunque ella lo rechace, le viene de mucho tiempo atrás. Ella era la que acompañaba a su madre, Grace Kelly, cuando se produjo el fatídico accidente de automóvil que le costó la vida a su madre en septiembre de 1982. De hecho, existe el rumor de que era Estefanía la que conducía y que probablemente hubo un altercado entre ellas que hizo que perdiera el control del vehículo. El caso es que tuvo que ser hospitalizada debido a las heridas sufridas en la colisión y no pudo asistir al funeral de su madre.

Se ha dicho repetidamente, también, que Estefanía no asumía en su juventud su papel dentro de la familia principesca, sometido al protocolo y a obligaciones sociales, y por eso prefirió dedicarse al mundo del espectáculo y del diseño.

A los 16 años tuvo su primer romance polémico con Paul Belmondo, hijo de la estrella de cine francés Jean-Paul Belmondo, dos años mayor que ella. A él siguieron un sinfín de nombres, entre los que se encuentran Daniel Ducruet, el guardaespaldas con el que se casó en 1995 para divorciarse al año siguiente tras unas escandalosas fotos de él manteniendo relaciones sexuales con una joven en una piscina, así como con Adans López Peres, un acróbata portugués diez años menor que ella con el que duró nueve meses. En 2002 la princesa fue también noticia cuando vivió con el domador de elefantes Franco Knie en un trailer y viajó alrededor de Europa con un circo.

Varios años antes, en 1986, la hija de Rainiero quiso hacer realidad su sueño de ser cantante pop y lanzó su primer sencillo con la discográfica francesa Carrere bajo la producción de Yves Roze. La canción Ouragan (Huracán) y su versión en inglés alcanzaron rápidamente el top diez en las listas de ventas de todo el mundo y se vendieron más de 5 millones de copias en total. En vista del éxito cosechado, en 1987 Estefanía se mudó a Los Ángeles para dedicarse completamente a la música y vivir con su novio de entonces, Mario Oliver. Necesitó cinco años para publicar su segundo trabajo, del que las ventas fueron decepcionantes, solamente 30.000 copias.

En los últimos años ha vivido dedicada a sus obligaciones como princesa -aunque su hermana es la que ejerce como primera dama- y, sobre todo, como madre. Las labores solidarias también ocupan buena parte del tiempo y los esfuerzos de la princesa rebelde de Mónaco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios