Eugenia y los vaivenes de su corazón

  • La hija menor de la duquesa de Alba es la protagonista del verano con su noviazgo con José Coronado El actor se une a la lista formada por los toreros Fran Rivera o El Litri, Gonzalo Miró o Nicolás Vallejo-Nágera

Seis años han pasado ya desde que Eugenia Martínez de Irujo rompió su relación con Gonzalo Miró. Desde entonces a la hija pequeña de la duquesa de Alba no se le había conocido novio. Los rumores le relacionaron en el año 2011 con Ignacio Ventosa Albert y con Enrique López, y este año con Vicente Dalmau Cebrián-Sagarriga. Ella nunca confirmó nada y nunca se sabrá si estos tres forman parte de su amplio currículum amoroso o no. Al que ya se puede anotar en la lista es a José Coronado. Pese a que ninguno de los dos afirma que están juntos tampoco lo desmienten y su entorno más cercano y las fotografías publicadas en la prensa en los últimos días son prueba de su amor. Los últimos meses han sido complicados para Eugenia. Desde la muerte de su madre las noticias sobre la mala relación entre sus hermanos no han cesado. Por fin vuelve a sonreír al tener al lado a uno de los hombres más deseados del país. Una vez más. Porque las parejas de la duquesa de Montoro siempre se han caracterizado por su buen ver.

Su vida sentimental siempre ha estado en boca de todos. Hay que remontarse a finales de los años 80, cuando la pequeña de los Alba tenía 20 años, para recordar a su primer amor. Este fue el sevillano Luis González Conde, con quien mantuvo una relación de dos años. Tras él apareció el primer torero de la lista, Julio Aparicio. Aunque ella siempre negó que estuvieran juntos. En 1993 llegó a su vida el que hasta ahora ha sido el hombre más importante de su corazón, Francisco Rivera. Para la pareja no todo fue un camino de rosas. Dos años después de comenzar su romance decidieron romper. Fue entonces cuando se enamoró de otro matador de toros, Miguel Báez El Litri. Todo parecía ir de maravilla pero tan solo aguantaron enamorados un año.

En 1997 Eugenia fue protagonista de las portadas de la prensa rosa por su reconciliación con Fran Rivera. Después de un intento fallido nadie apostaba mucho por ellos pero la pareja dio el paso de casarse solo un año más tarde de retomar su noviazgo. En 1998 se celebró el feliz enlace. Fue uno de los acontecimientos del año, muy mediático, y al que acudieron invitados de todos los sectores del país. De momento Fran es con el único que ha pasado por el altar. Así como con el único que se ha convertido en madre. Un año después de la boda nació su hija Cayetana. Pero tampoco esto consiguió que Fran fuera el definitivo. En 2002 la pareja anunció su divorcio. Desde entonces los problemas entre ambos no han hecho más que crecer. Con el que sigue manteniendo una buena relación es con Colate Vallejo-Nágera, con quien vivió un romántico amor de verano. Más duradera fue su relación con Gonzalo Miró. El hijo de Pilar Miró conquistó a Eugenia en el año 2005. Tras dos años de amor decidieron tomar caminos por separado. Pero se echaban tanto de menos que retomaron su historia hasta que en 2009 la zanjaron definitivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios