Gerard Butler confiesa haber sido alcohólico

El atractivo de actor de 300 acaba de hacer público su turbulento pasado pegado a una botella. Gerard Butler, de 42 años, ha confesado haber sido alcohólico durante los años en los que era un adolescente.

Butler, que afirma estar completamente sobrio en la actualidad, declara abiertamente como beber casi le cuesta todo aquello que tenía, incluso su propia vida. Y es que el actor desarrolló una fuerte dependencia del alcohol durante su juventud. El actor escocés ha hecho hincapié en el hecho que hace años no le "importaba morir" y que incluso no le importaba haber muerto mientras dormía. De hecho, su adicción al alcohol era tal que en una ocasión, cuando tenía 22 años, tuvo que intervenir un abogado.

Ahora, años depués, Butler puede presumir de una sobriedad ejemplar. "Antes, una o dos copas nunca eran suficientes para mí. Ahora, no lo echo de menos. Es como si nunca hubiese bebido en mi vida. Hasta tal punto que nunca imaginé poder salir de fiesta y no beber. Pero según pasa el tiempo, pierdes esa necesidad e inseguridad", publicaba recientemente el periódico Daily Star.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios