Guillermo, ¿será el futuro Rey?

  • A pesar de que el matrimonio con Camilla ha mejorado la popularidad del príncipe Carlos entre sus súbditos, los británicos preferirían ver a su primogénito, Guillermo, como sucesor su abuela, la reina Isabel

William Arthur Philip Louis Mountbatten-Windsor, hijo del príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra, y de la ya desaparecida Diana Spencer, princesa de Gales, es el segundo en la línea de sucesión británico después de su padre y antes de su hermano el príncipe Harry, en proyección para la prensa. A Guillermo, William, se le conoce también como La Esperanza Británica debido a su buena imagen y a las múltiples tareas que dedica siempre a favor de la Corona, participando en las distintas asociaciones benéficas a las que pertenece. La propia vida le ha servido de guía para avanzar y evolucionar siempre con esmero.

El príncipe William siempre ha querido mantener su vida privada alejada de las cámaras. A los diez años de edad se enfrentó a la separación de sus padres, pero siempre se mantuvo al lado de su madre, a quien perdió en el trágico accidente de 1997, y supo salir adelante con el apoyo de su padre. Estudió Geografía, Biología e Historia del Arte en al escuela de Eton. Una vez concluidos sus estudios decidió tomar un año de servicio social y participó en el entrenamiento del ejército británico en Belice pasando así la etapa final de su servicio en Chile como voluntario en la Raleigh Internacional donde hacía de todo e incluso fregaba los baños del velero. Una educación exquisita y ser buen conocedor del protocolo le han llevado a realizar representaciones oficiales desde 2005 y a rubricar contratos oficiales. Entre otras labores, representó a la reina Isabel en el pasado aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Hace unos meses se dejó entrever que el príncipe Guillermo podría ser el presidente de federación de fútbol de Inglaterra y y presidente del organismo de caridad Centrepoint, que trabaja con gente sin hogar. Pasado su servicio social, ingresó a la Universidad de St. Andrews en Escocia. En enero de 2006 ingresó a Sandhurst, la academia militar más prestigiosa del Reino Unido siguiendo así los pasos de su hermano Harry quien ingresó a la academia, para hacer carrera en el Ejército de Tierra.

Enrique, Harry, que ha tenido encontronazos con la prensa por algunas meteduras de pata, como aquel disfraz de nazi, es pese a todo uno de los miembros más populares y queridos de la familia de la reina Isabel. Por eso, pese a sus deslices juveniles, va a contarse con él para nuevas misiones de representación, como apoyo de su hermano y de su padre.

Al igual que Guillermo, disfruta practicando deportes como el rugby, el polo o la natación. Gran aficionado a la música pop, no dudó en su momento aelegir a las Spice Girls como su grupo favorito. Tras acabar la enseñanza secundaria en Eton, Harry viajó a Australia para disfrutar de tres de los 12 meses sabáticos a los que, siguiendo la tradición de la familia real inglesa, todos los Windsor tienen derecho antes de entrar en una nueva etapa de formación en su vida. Después viajaría Sudáfrica antes de comenzar su formación militar. El menor de los hijos del Príncipe de Gales ingresó en la prestigiosa academia militar de Sandhurst en la primavera de 2005.

En un sondeo de The Times con se revelaba que el 37% de los británicos están a favor de que Carlos suceda a su madre, pero la cifra es aún inferior al 39% que se decanta por Guillermo, que junto a su hermano son los dos miembros de la familia real con mejor imagen para muchos británicos. ¿Será finalmente la propia Reina de Inglaterra quien elija a su nieto como sucesor?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios