Kiko se ganó el cariño de los asistentes

Con un sencilo jersey blanco, Kiko Rivera saludó a todos aquellos que quisieron conocerlo al tiempo que estuvo, en todo momento, pendiente de su novia, Jessica, quien, muy ilusionada, compartió con el hijo de Isabel Pantoja la experiencia de vivir el Salón Internacional de la Moda Flamenca. Además, Anabel Pantoja, sobrina de la tonadillera, también se acercó para disfrutar de los desfiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios