Linda Evans, la señora Carrington, cumple 75

  • La 'glamourosa' actriz marcó la década de los 80 con la serie 'Dinastía'

Linda Evans encandiló en los año 80 al público con aquella melena rubia, una amable sonrisa en los labios y esa gran fidelidad hacia su marido en la ficción, Blake Carrington. La actriz estadounidense, que alcanzó fama mundial con su papel de Krystle Carrington en la serie Dinastía, cumple hoy 75 años.

"Fue fenomenal y una experiencia fantástica", recordó Evans en marzo en una entrevista con la revista People. Sin embargo, ya no le atrae el glamour. "No lo echo nada de menos", destacó el icono de la televisión.

Evans interpretó a Krystle Carrington durante nueve años y su lucha contra la intrigante ex mujer de Carrington, Alexis (interpretada por Joan Collins) fue legendaria. Aunque la actriz ya hace tiempo que se mantiene alejada de las cámaras, sigue protagonizando titulares.

En la entrevista con People se pronunció sobre un video de 2014 que apareció en internet este año. En él se ve a la policía deteniendo a la actriz en Washington después de que ésta condujera haciendo eses. Según las autoridades, la actriz había ingerido pastillas. Evans reconoció que las imágenes eran "espantosas" y explicó que entonces sufría unos fuertes dolores, pero tras varias operaciones de espalda ya se encuentra bien.

En 2016 se deshizo de su imagen de reina del glamour en el programa de televisión Entertainment Weekly. Contó que sufrió depresiones durante años, después dolores crónicos de espalda y que perdió el pelo a causa de los fuertes medicamentos. "Esto es una peluca", dijo mientras se señalaba el pelo corto. "Soy una luchadora", añadió sonriendo.

Evans, que vive desde hace años alejada de Hollywood en Washington, dirige ahora una web en la que habla de temas como envejecer con salud, la alimentación, cuestiones espirituales y sobre temas relacionados con la mujer. En su libro Recetas de vida: Mis memorias mezcla las anécdotas de Hollywood con sus recetas favoritas, entre ellas la de una salsa del héroe del Oeste John Wayne.

La vida de esta actriz que estuvo considerada como una de las mujeres más bellas de Hollywood ha sufrido varios altibajos. Su padre murió cuando ella solo tenía 15 años y era "terriblemente tímida" cuando el mundo del espectáculo la descubrió. Sin embargo, aceptó distintos trabajos ante las cámaras para ayudar a su madre y a sus dos hermanas.

Así fue como la guapa estudiante morena se tiñó el pelo de rubio, le quitó las últimas letras a su apellido, Evanstad, y en 1965 consiguió el papel principal en la exitosa serie de western The Big Valley. Se casó a los 25 años con el actor y director John Derek, cuyo matrimonio con la entonces chica Bond Ursula Andress había fracasado poco antes. Sin embargo, cuatro años después, Derek se enamoró de Scarlet, una joven de 16 años a la que más tarde se conocería como Bo Derek.

El segundo matrimonio de Evans con un agente inmobiliario en los años 70 tampoco duró mucho. La oferta de un papel principal en Dinastía fue su salvación. En la piel de Krystle Carrington ganó numerosos premios, entre ellos el Globo de Oro a la mejor actriz en una serie de televisión dramática.

En 2006 no pudo rechazar la oferta de subirse por primera vez al escenario con la que fue su rival, Collins. Este tándem inigualable recorrió Estados Unidos y Canadá con la obra de teatro Legends, sobre la rivalidad entre dos divas de Hollywood. Más tarde, en 2009, ganó otro trofeo junto a los fogones; en el reality británico Hell's Kitchen, del chef Marco Pierre White, destacó sobre sus contrincantes con su destreza en la cocina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios