Magdalena de Suecia y su eterna crisis matrimonial

La princesa Magdalena de Suecia no consigue deshacerse de los rumores de crisis matrimonial que la acompañan desde el pasado verano. De nada sirve que vuelva a estar embarazada ni que se haya ido a vivir a su país natal. La prensa sueca sigue asegurando que su matrimonio con el multimillonario Chris O'Neill no atraviesa por su mejor momento.

Sea o no cierto el rumor, hay razones de sobra para pensar que la pareja está más alejada que nunca. Sin ir más lejos, la princesa y su hija Leonor tienen su residencia fijada en Estocolmo desde principios de mes, aunque no así su esposo, del que las fuentes oficiales se han limitado a decir que se encuentra en trámites. De la misma manera, hace sólo unos días la Casa Real Sueca daba la bienvenida a la princesa Magdalena con una cena de gala a la que, curiosamente, no acudió Chris O'Neill, según se dijo, porque estaba fuera de Suiza por motivos laborales. Además, en más de una ocasión la princesa ha subido fotos a las redes sociales en las que aparece ella con su hija y sin su marido, unas imágenes que han dado a entender un cierto distanciamiento del matrimonio.

Pese a todo, en el último acto público en el que ha participado la guapa princesa, ésta ha lucido una pulsera de oro con el nombre de su marido grabado en uno de los abalorios, con lo que posiblemente quiera dar a entender que entre ambos no hay ningún rastro de crisis matrimonial.

Habrá que esperar al próximo sábado, cuando se celebra el primer cumpleaños de la pequeña Leonor, para ver si la casa real sueca publica imágenes de la niña con su familia, como ya lo hizo con Stela, la hija de la princesa Victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios