Mango vuelve a la tierra

  • El Museu Maritim abre esta semana sus puertas a la moda como escenario de la Barcelona 080 Fashion.

Las Atarazanas  de Barcelona, el edificio gótico civil más importante del mundo con 700 años de historia y  que acoge en su interior el Museu Maritim, sirven este año de escenario a la Barcelona 080 Fashion. La capital catalana arrancaba ayer con esta cita de la moda en una jornada marcada por el esperado desfile de Mango, donde intervinieron algunos de los top models españoles. El conseller de Empresa Felip Puig inauguraba esta esperada convocatoria internacional barcelonesa.

Los diseñadores Pablo Erroz y Edgar Carrascal abrieron la pasarela con colecciones que apostaban por los clásicos renovados.Erroz se decantó por las prendas andróginas y los tonos marrones y camel, a los que añadía pinceladas de azul eléctrico, en una colección inspirada en la emigración americana de los años 20. Por su parte, el colombiano Carrascal dio protagonismo a las camisas, que reinventó con nuevos patrones y formas. Por la tarde, Celia Vela demostró que es una de las diseñadoras más pujante del panorama nacional y apostó por una mujer atrevida y sensual en una colección marcada por tonos oscuros.

Tras ella, el alternativo desfile de Brain & Beast, marca tras la que están los diseñadores Ángel Vilda, César Olivar y Verónica Raposo, una colección innovadora en la que se conjugaban grises, blancos, rojos y negros con homenajes al cómic, al cine gore con propuestas jeroglíficas donde intervenían modelos infantiles y mascotas. En medio de una gran expectación mediática, Mango cerraba con su colección Primavera Verano en la que reclama los años 70 con colores tierra y modelos desenfadados. Un hombre y una mujer eternamente juveniles. Ellos, cómodos y ellas también, pero sensuales. Transparencias y largos vestidos vaporosos son las líneas maestras de esta presentación de la firma catalana.

Entre los modelos que posaron estaban los internacionales Andrés Velencoso y Jon Kortajarena, así como Alejandra Alonso y Elisa Sednoui. En su concurrido front row llegaron a estar juntos el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y Jaime de Marichalar, que apenas cruzaron miradas. El barcelonista Dani Alves, de esmoquin, invitaba al público a ser atrevido, aunque él siempre apostará por el negro. Y el top model Marc Vanderloo tomó buena nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios