María León: "No me enamoraría de un vasco, pero un vasco de mí tampoco"

  • Entre pingüinos y mostrando su lado más animal, la actriz habla de su presente sentimental y profesional, en la presentación de una marca de refrescos.

Divertida, directa, sincera, rompedora y andaluza, muy andaluza. María León no tendrá demasiadas vacaciones este verano por culpa del trabajo, pero está encantada. Entre rodaje y estrenos tiene tiempo de poner cara a alguna campaña promocional. Así, de la mano de 7up, ha protagonizado su shooting más salvaje y refrescante. Entre pingüinos y mostrando su lado más animal, la actriz habla de su presente sentimental y profesional. Porque el ayer ya es el pasado y el mañana "ya se verá".

-¿Qué le hace sacar su lado más animal?

-La libertad. Poder ser como soy, libre, sin ataduras. Yo respeto mucho a la gente y quiero que la gente me respete a mí. Eso es tener tolerancia y ser libre, de verdad.

-Es la imagen del verano de 7up que defiende un espíritu original y auténtico. ¿Cuánto de original y auténtica es María León?

-Pues creo que mucho, pero como todo el mundo. Reconozco que soy una mujer temperamental, con carácter y muy impulsiva. En ese sentido la fauna va mucho conmigo; creo que lo más original que tengo es que soy muy animal, casi primaria. Sé de dónde vengo pero los conocimientos que hoy tengo me ayudan a disfrutar de las pequeñas cosas, de lo auténtico, de mi verdad.

-¿Es importante saber reírse de uno mismo?

-Es la clave. Y lo más sano. Yo me río de mi torpeza, de lo patosa que soy, de mi locura, de mi genio… Me río de mí entera.

-¡Tan impulsiva es que le ha pedido matrimonio a su novio!

-Sí, tengo la lengua muy larga (ríe). Lo he hecho porque estoy enamorada, tranquila y feliz.

-Entonces, ¿puede confirmar que está preparando su boda?

-No, tampoco. En realidad yo le pedí matrimonio en un impulso pero tampoco necesitamos un papel. Estoy muy contenta de haber dado el paso, pero no firmaremos nada sólo lo celebraremos.

-Sarao sí, entonces.

-Me encantaría reunir a mi gente, mis amigos, comer bien, beber, que haya música, beber gin-tonics… ¡No necesito más!

-¿Cómo es la María León de andar por casa?

-Pues muy de mesa camilla, aunque ahora en verano no (ríe). Una chica normal, que le gusta ver la tele con su novio por la noche y comer papas con carne del recetario de mamá Carmina.

-¿Quiere tener hijos?

-Sí.

-Está triunfando en televisión con su último trabajo, Allí Abajo. En la vida real, ¿podría enamorarse de un vasco?

-¡Noooo! (Ríe). Pero un vasco de mí tampoco, te lo aseguro.

-Después del verano vuelven al rodaje, ¿da miedo que el éxito alargado de la serie acabe en fracaso?

-El miedo no favorece en nada. Digo lo mismo que antes de que se estrenara la serie y ante tanto comentario: Hay buenos guiones, un buen equipo y, sobre todo, buenas intenciones. El cariño de la gente y poder trabajar en mi Sevilla, que seguirá siendo el escenario principal de la serie, es el mayor regalo. Ojalá dure.

-¿Qué otros proyectos tiene entre manos?

-El rey gitano en la gran pantalla y pronto empiezo a rodar acción, un trabajo en el que veréis mi versión más masculina, en la piel de un cuerpo de élite y con una pistola encima. ¡Prometo sexo y rock & roll!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios