Marichalar, 'Game over'

  • Los responsables del Museo de Cera retiran la réplica del ex cónyuge de la infanta Elena.

Comentarios 9

A Jaime de Marichalar el divorcio le está costando bastante caro, pero no en lo relativo al dinero. El ya oficial, ex marido de la hija mayor de don Juan Carlos y doña Sofía sigue desapareciendo de su vínculo con la Familia Real española. Desde que se hiciera pública la sentencia de su divorcio, inscrita en el Registro Civil de la Familia Real el pasado 21 de enero, ha perdido el título de Duque de Lugo que se agenció cuando contrajo matrimonio con la infanta Elena y ha desaparecido su rastro en la web oficial de la Casa Real. Ésta no cuenta ya con su biografía y lo ha omitido de su foto de familia, donde los Reyes, aparecen junto a los Duques de Palma y los Príncipes de Asturias. Su nombre sólo aparece en ésta como ex marido y padre de los dos hijos de doña Elena. Ahora ha sido su figura en el Museo de Cera de Madrid la que ha abandonado definitivamente su lugar. ¿Qué vínculo con la Familia Real le falta por perder a don Jaime?

Cuando la luz pública conoció que el matrimonio había decidido tomarse un tiempo en su vida como pareja con "un cese temporal" de su convivencia, el citado museo decidió trasladar la escultura del ex yerno de los Reyes de la sala dedicada a la Familia Real a la taurina. El museo más tarde se pronunció diciendo que el cambio se había realizado porque a don Jaime le gusta mucho el mundo del toro; y porque no tenían otro sitio donde ubicarlo (según confirmaron ellos mismos un poco más tarde). No obstante, fue el pasado jueves cuando Marichalar fue retirado definitivamente de la exposición del Museo de Cera de la capital.

Desde que la pareja anunciara su separación en el 2007, la imagen de Jaime de Marichalar fue desapareciendo paulatinamente de la vida pública. Sólo algunos actos oficiales con la Familia Real y poco más. Ahora con el divorcio oficial su inexistencia es ya un hecho.

No obstante, el cariño de la Casa Real al ex componente de la misma siempre ha sido una constante. Cada uno de sus miembros respalda la decisión del ex matrimonio y le apoyan en todas sus decisiones. Una ayuda que seguro ahora le estarán demostrando, aunque no en persona, pues según una fuente cercanas al ex de la infanta Elena, éste se encuentra bastante triste y apagado por todos los últimos acontecimientos.

Elena, por su parte, aparece en cada uno de sus actos como una mujer renovada y feliz, que junto a sus dos hijos, Felipe Juan Froilán, de once años, y Victoria Federica, de nueve, está reconstruyendo por completo su vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios