Marilyn, una reveladora poetisa

  • Coincidiendo con el 48 aniversario de la muerte de la actriz, ayer se dieron a conocer cartas, textos y poemas que revelan los intereses literarios de uno de los mayores mitos del siglo XX

Fragmentos es el título del libro el cual, editado por el francés Bernard Comment y el productor de cine estadounidense Stanley Buchthal, ha puesto de manifiesto que, la desaparecida Marilyn Monroe, aparte de una gran "estrella" del celuloide, fue una mujer con grandes preocupaciones literarias. Así, dicho texto -que se publicará entre los días 7 y 12 del próximo mes de octubre- saca a la luz, por vez primera, poemas y otros fragmentos íntimos realizados entre 1943 y hasta el cinco de agosto de 1962 cuando, en lamentables condiciones, la actriz fue hallada muerta en su vivienda de Los Ángeles. Era el final de una existencia que transcurrió entre el éxito profesional más absoluto y una faceta personal bastante desgraciada pues, Marilyn, jamás se sintió realmente valorada más allá de su físico espectacular.

De estos íntimos sentimientos, la protagonista de Bus Stop o Los caballeros las prefieren rubias, dejó buena cuenta en el mencionado Fragmentos, dado a conocer ayer -coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de su autora- y despertando, como siempre que se habla de esta mujer, un gran interés pues, además de los más de cien de fascímiles incluidos, ha rescatado 33 imágenes inéditas de una artista que ha logrado romper los límites del tiempo llamando la atención de varias generaciones. "Nadie sospechaba que, en ese cuerpo, residía una intelectual de estas características", afirma el escritor italiano Antonio Tabuchi en el prefacio de dicha publicación.

"Es una novedad porque, hasta ahora, se han realizado investigaciones sobre Marilyn pero jamás la hemos escuchado expresarse a ella en primera persona, pudiéndonos adentrar así en su propio universo mental", complementaba Comment al respecto de una apuesta centrada, sobre todo, en la década de los 50 y donde encontramos referencias al irlandés James Joyce, a quien, al comenzar sus estudios en el Actor´s Studio, "la" Monroe se acercó recreando el monólogo de Molly. Más allá, también tienen cabida referencias a otras destacadas figuras de las letras como Walt Whitman , Samuel Beckett o el que fuera marido de la sexy rubia, Arthur Miller.

Un auténtico descubrimiento que se ha unido al posado de Lindsay Lohan que, ya en libertad de prisión, se ha metido en la piel de Marilyn homenajeando la famosa escena de La tentación vive arriba donde, sobre una rejilla de aire, ella debe luchar para que, su blanca falda, no muestre más de lo que debía. Ataviada, en dichas imágenes, de su brazalete "anti-alcohol", esta rebelde joven había sido condenada por conducir ebria, orden judicial que le ha puesto en el punto de mira y que, no obstante, no ha impedido que su película, Underground comedy 2010, haya seguido adelante y sea uno de los estrenos más esperados de la próxima temporada. Y es que, sea como sea, la estela de Marilyn Monroe no parece conocer final y, casi medio siglo después de abandonarnos, las noticias en torno a su persona continúan ocupando titulares en los medios de comunicación. Un mito inagotable lleno de misterios aún por descubrir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios