Nieves Álvarez, una ruptura anunciada

  • Después de varios meses de rumores, la modelo y el fotógrafo italiano Marco Severini confirman que se separan tras más de 12 años de matrimonio y tres hijos en común

La crisis de pareja de Nieves Álvarez y Marco Severini se venía rumoreando desde el pasado otoño y finalmente ha sido la propia modelo quien ha emitido un comunicado que confirma el final de su matrimonio con el fotógrafo italiano con el que ha compartido gran parte de su vida.

Formaban uno de los matrimonios más ejemplares del papel couché, pero el desgaste de la pareja ha terminado pasándoles factura. Tanto Nieves como Marco aseguran que ha sido una decisión "muy meditada y de mutuo acuerdo", a pesar de que hay rumores que apuntan que ha sido una infidelidad del fotógrafo con una conocida bloguera de moda lo que ha terminado desencadenando la ruptura.

La separación de Nieves y Marco llega después de una bonita historia de amor y tres hijos en común. La modelo conoció al italiano en una sesión fotográfica cuando tenía sólo 17 años y ya entonces se enamoró de él. Tras de una relación de varios años, en 2002 pasaron por el altar en una romántica ceremonia celebrada en Bali. Tres años más tarde llegó Adriano, su primogénito, que acaba de cumplir 10 años y, tras él, los mellizos, Bianca y Brando, que cumplirán 8 años en noviembre.

Nieves y Marco han hecho gala de una discrección absoluta desde el inicio de su relación, la misma que han empleado ahora para confirmar su ruptura. No obstante, la pasada semana la modelo dejó entrever su separación cuando aseguró a un periodista que estaba atravesando una crisis de pareja y que "por el momento" Marco y ella seguían viviendo en la misma casa, aunque pidió respeto por sus niños.

Precisamente es a ellos a quienes aluden Nieves y Marco en el comunicado conjunto que emitieron ayer. "Entre ambos queda una relación de máximo respeto y amor, así como tres hijos maravillosos por los que siempre ambos velarán por el bien de los mismos y por mantener su relación de cordialidad y cariño después de tantos años", dicen en la nota para pedir con posterioridad "que se respete su decisión personal y privada por el bien de los dos y de los niños".

Lo que ambos tienen muy claro es que los niños no tienen por qué sufrir por el distanciamiento de sus progenitores, por eso Marco tiene pensado instalarse en el barrio de Salamanca, a pocos metros de la que ha sido hasta ahora su casa, de forma que los pequeños puedan estar indistintamente con cualquiera de sus progenitores. La buena relación que existe entre Nieves y Marco es tal que hasta tienen pensado compartir unos días de vacaciones el próximo mes de agosto para que sus hijos vayan aceptando su ruptura de forma paulatina.

La pareja ha sabido normalizar su crisis hasta poco antes de emitir el comunicado. Sin ir más lejos, este mismo fin de semana ambos posaban juntos para la prensa en la boda de la hija de Roberto Torreta, un enlace al que también acudían sus tres pequeños, que participaban como pajes acompañando a los novios.

El pasado mes de mayo Nieves posaba orgullosa con su marido y sus tres hijos en la comunión de Adriano, aunque, por lo que parece, ya entonces la relación había caído en picado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios