Once años sin la Divina

  • Sus hijos mayores la recuerdan estos días con sendas fotos familiares en las redes sociales

La prensa gráfica y las revistas del corazón todavía recuerdan los días de gloria que les regaló Carmina Ordóñez. Ayer se cumplieron once años de su muerte y aún se celebran determinados eventos en los que se la echa en falta. La 'Divina', como cariñosamente la denominaban muchos, fue durante décadas una de las protagonistas absolutas del papel couché, en el que ocupó un sitio privilegiado hasta con su fallecimiento.

Ahora son sus hijos los que toman el relevo de su progenitora en los medios de comunicación, de una forma muchísimo más discreta y, en ocasiones, también menos elegante. Precisamente estos días sus dos hijos mayores han tenido palabras de recuerdo hacia ella en las redes sociales. Francisco, del que más orgullosa se sentía Carmina y del que siempre dijo era el "más elegante" de sus tres niños, compartió una foto de ambos en Twitter para felicitarla el día de su santo, una imagen que iba acompañada de una frase en la que aseguraba que la echaba mucho de menos. Por su parte, Cayetano subió ayer a su perfil de Instagram una bonita fotografía en la que aparecía él de bebé junto a una bellísima Carmina Ordóñez, una forma discreta de rendirle su particular homenaje en el aniversario de su muerte.

El tercero de los hijos de Carmina, Julián, el único que tuvo de su relación con Julián Contreras y seguramente el que más cerca vivió la última y más difícil etapa de la 'Divina', ha preferido no pronunciarse en una fecha tan señalada. A diferencia de sus hermanos mayores, que todo lo que hacen tiene más o menos relevancia en las revistas, Julián es el que ha tenido un perfil más bajo en la prensa rosa, donde en cambio ha sido el menos reservado a la hora de contar los secretos de su vida.

Fran y Cayetano se encuentran en un momento muy dulce; el primogénito está feliz con Lourdes Montes y espera ansioso la llegada de su segunda hija, con la que rendirá un homenaje a su madre y la llamará Carmen, mientras que Cayetano disfruta de su relación con Eva González, mostrándose cada vez más enamorado. No se puede decir lo mismo de Julián, que después de superar una fuerte depresión ha visto como el negocio de hostelería que regentaba se hundía y lo dejaba casi en la ruina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios