En los Oscar: macarrones con queso

  • Los más de 1.500 célebres invitados de la fiesta posterior a la ceremonia más importante del cine podrán degustar un total de 32 platos salados y 21 postres elaborados por el chef austriaco Wolfgang Puck

En 2010 se estrenaba la cinta de Julia Roberts y Javier Bardem Come, reza, ama, un título que bien podría describir gran parte de lo que acontecerá el próximo domingo en Los Ángeles. Todo está a punto para la gran ceremonia de los Oscars de Hollywood. Los protagonistas de este día 'rezarán' por alzarse con alguno de los premios y 'amarán' más que nunca el séptimo arte, por algo es la cita más importante del año para la industria cinematográfica internacional. Del verbo 'comer', el que faltaba por conjugar, se encargará el célebre cocinero Wolfgang Puck, al frente del menú que podrán degustar los más de 1.500 invitados a la famosa fiesta Governors Ball, posterior a la ceremonia.

Para la ocasión, el salón Ray Dolby (anexo al teatro donde se conceden los galardones) cubrirá sus paredes de largos telares rojo borgoña adornados con más de 2.000 fotografías y documentos de célebres figuras de Hollywood, desde Kirk Douglas a Marilyn Monroe y Humphrey Bogart. Una estatuilla de chocolate dará la bienvenida a esta fiesta exclusiva que este año tendrá aires de club nocturno de la década de 1950.

En el menú, que incluye papas hornadas con caviar, pastel de pollo con trufas negras, ensalada de langosta con alcachofas, espárragos, habas, remolacha bebé y una vinagreta de cítricos, tendrá en esta ocasión especial protagonismo el pescado y el marisco, con una sección dedicada al sushi. También incluirá langosta con tocino, tomate y alioli de cebollino, shortrib de Wagyu (una carne especial) y salmón ahumado. Tampoco faltarán los aperitivos con la conocida forma de la estatuilla dorada de la Academia.

El cocinero austriaco además ha pensado en quienes son veganos y preparará varias opciones para ellos, como un risotto de trufa vegana o algo menos elaborado como un chip de chirivía con puré de berenjena. Para los más delicados platos que internacionalmente no fallan y muy de andar por casa: macarrones con queso, pizza y mini-hamburguesas. Como postre no podían faltar las tradicionales estatuillas hechas con chocolate, así como pops de fresa y chocolate blanco.

En total, 32 platos salados y 21 postres distintos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios