París con acento femenino

  • Versace y Dior han sido las firmas de dar el pistoletazo de salida a la semana de la Alta Costura en la capital francesa, dos pases en los que dieron rienda suelta a todo su potencial.

Sofisticación, lujo, estilo, glamour, exclusividad... La Alta Costura es el culmen de todos los amantes de lo fashion y el momento en el que las casas de moda tienen la oportunidad de dar lo mejor de sí mismas, además del máximo exponente de la creación para una pasarela y el evento más importante del calendario para los apasionados de este arte en el que sólo están invitados los más grandes. Con esta tónica, comenzó ayer la Semana de la Hauture Couture en París para la primavera/verano 2012-2013, que estará en la capital francesa hasta el próximo jueves. Un arranque que contó con dos pases de excepción: Versace y Dior. El pistoletazo de salida lo dio Donatella Versace y su colección más futurista. La firma italiana se reencontró con su Atelier tras casi nueve años de ausencia dando lo mejor de sí. Piezas que rendían culto a la mujer y su silueta con diseños ultra-sexys de colores vivos y metálicos. Prendas suntuosas que jugaban con la tridimensionalidad dando un efecto asombroso. Dior, por su parte, no arriesgó ni apostó por darle un giro a sus creaciones, pero volvió a triunfar. La maison francesa, aún con la sombra de Galliano merodeando y de la mano de Bill Gaytten, presentó una colección muy femenina, en la que optó por el buen gusto definiendo en todo momento las formas propias de la mujer. En cuanto a la paleta de colores, Dior, en su línea siempre clásica, optó por la sobriedad y los tonos neutros jugando exquisitamente con los volúmenes y, claro está, sus famosas transparencias. Hoy es el turno de otras tres grandes: Chanel, Givenchy y Armani Privé.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios