Petro Valverde, profeta en su tierra

Ha vestido a reinas, princesas y a las más glamourosas tops. Incluso creó el traje nupcial que lució la infanta Elena para el día más importante de su vida, en marzo de 1995. El sevillano Petro Valverde ha subido a las más altas cimas de su profesión sin olvidarse, en ninguno de esos muchos instantes de gloria, de su tierra. Ese trocito de cielo donde nació y al que ayer regresó para recibir los honores del Ayuntamiento hispalense, por un lado, y de sus compañeros de profesión, por otro. Así, dentro de la que es la quinta edición de Moda de Sevilla, este defensor a ultranza de la alta costura escuchó multitud de cariñosas palabras de sus paisanos durante una jornada que comenzó al mediodía en un edificio tan emblemático como el Casino de la Exposición, construido pared con pared junto al teatro Lope de Vega.

Allí, ante una emocionada audiencia, se dieron cita gentes como Manolo Giraldo, Rosa Cuervas, Fernando Claro, Daniel Carrasco, Aurora Gaviño, Ángeles Verano o Luchi Cabrera. Ellos, y otros muchos que participaban en el desfile, presentaron lo que vino a llamarse Performance The star system, dicho en castellano, un homenaje a grandes estrellas del celuloide que, desde Vivien Leigh en Lo que el viento se llevó a Meryl Streep en Mamma mía -pasando por Marlene Dietrich, Audrey Hepburn o Ava Gadner-, pertenecen a nuestra memoria colectiva. Dieciséis looks en total fueron los que deslumbraron a los espectadores a través de lamés dorados en recuerdo a la mítica Mata Hari o de batas de cola con grandes lunares como gran guiño a aquella Lola que se fue a los puertos en la garganta de la inolvidable Juana Reina. Eso, por no dejar atrás estilismos más futuristas como el de la rebelde Jane Fonda y quien es uno de los personajes más emblemáticos de su trayectoria, Barbarella.

Un espectáculo que encontró un complemento perfecto en la exposición paralela El cine y la moda la cual, en una zona habilitada al respecto, invitó a los mencionados -y a otros que se dejaron ver por el entorno- a disfrutar con la reinterpretación de su vestuario de paisajes como los de Pearl Harbour, revisado por Luchi Cabrera, o La reina de África, recreada por Carmen Maza y Ana Rojas. Así, gentes como la delegada de Fiestas Mayores y Turismo, Rosamar Prieto-Castro, una de las mayores defensoras de este sector, o Raquel Revuelta, responsable de la Agencia Doble Erre -y bastión esencial para estas cuestiones-, se congratularon de dicha oferta y, en general, de poder seguir promocionando un área que, más allá de la superficialidad con la que, en ocasiones, se la contempla, proporciona numerosos puestos de trabajo y tiene un importante impacto económico.

Ya por la tarde, en torno a las ocho, llegó el turno para que, el protagonista de la velada -el mencionado Valverde-, desplegara, tras recibir el Premio Dedicación a la moda, sus alabadas capacidades a la hora de confeccionar prendas de perfecto patronaje y diseño con Paseo por Sevilla, nombre de una colección basada en tejidos nobles (terciopelo de seda, organzas, bordados a mano con cristal Swarovsky) y con una línea, centrada en cóctel y noche, muy femenina. Era el principio de una fiesta en la que también habrá lugar para el pret-à-porter y para la celebración del décimo aniversario de la asociación Ademos (hoy, a las 12:45 y a las 19:45, respectivamente), para los accesorios y los sastres y modistas de Sevilla -que entregarán el botón de nácar a la modelo Laura Sánchez- (mañana, en las mismas franjas temporales), y para el vestir de los niños y las faldas para los hombres (el jueves, a las 11:45 y a las 19:45). En definitiva, para gustos… colores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios