Saab, un romántico en París

  • Los dorados y las transparencias centran una colección que contrasta con el corte futurista y los volúmenes imposibles de Galiano para Margiela

La pasarela de Alta Costura de París vivió ayer su propio cuento de hadas de la mano de Elie Saab. El diseñador libanés supo embaucar a los presentes en su propia historia de las 1001 noches, con diseños exquisitos realizados con vaporosas telas bordadas en oro y transparencias.

La delicadeza de sus creaciones volvieron a quedar de manifiesto en una colección marcada, sobre todo, por los tonos dorados y pastel. Elie Saab quiso jugar con varios estilos y lo consiguió. Siempre con el toque romántico que le caracteriza, sus diseños iban y venían por distintos pasajes de la historia; desde los generosos escotes y mangas de farol inspirados en el romanticismo, hasta los trajes-capa que podría haber lucido la mismísima Cleopatra. Los diseños de alta costura que ha presentado Elie Saab para el próximo otoño-invierno se verán seguro en las alfombras rojas porque son auténticas obras de arte. También expresó arte, pero mucho más abstracto, John Galiano. Era la primera vez que el gibraltareño presentaba sus diseños de alta costura en París de la mano de Maison Margiela. La firma belga ha volado al futuro con volúmenes imposibles, tejidos nuevos y destellos metalizados. John Galiano no podía pasar desapercibido en París, por eso apostó por una colección rompedora en la que hubo sitio para casi todo; desde trajes-lazo que envolvían a las modelos hasta otros más sobrios confeccionados con tela de saco.

Por su parte, Armani Privé presentó una colección en la que el negro se fusionaba con colores llamativos como el fucsia o el azul eléctrico, con prendas que jugaban con los volúmenes y con el degradado.

Por último, Stéphane Rolland añadió la geometría del Art Decó a sus habituales volúmenes, que esta vez volaron como hojas en corpiños de silicona o cayeron como asimétricas capas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios