Sarkozy y Carla Bruni, un amor contra viento y marea

  • Una biografía del presidente francés, que acaba de ver la luz, relata un curioso episodio en el que el mandatario se enfrenta duramente a una revista por un artículo en el que se insinúa que la primera dama es una mujer a la que le gustan demasiado los hombres, más aún si es con poder.

Nicolás Sarkozy saca las uñas a quien haga falta por su esposa, Carla Bruni, o sino que se lo digan al periodista Patrick Besson. El presidente francés y el redactor tuvieron una gran bronca cuando el segundo escribía en el semanal para el que trabaja, Le Point, un artículo sobre la primera dama francesa en el que aconsejaba a Sarkozy no presentar a su exuberante mujer a sus hijos o amigos de buen ver. Insinuación que puso furioso al mandatario hasta el punto de insultar fuertemente al periodista y a la publicación por teléfono, sin importarle nada.

Este curioso episodio ha sido relatado por el propio director del citado semanal, Franz-Olivier Giestbert, en la recién publicada biografía del político, Señor Presidente. Escenas de la vida política 2005-2011. En la misma se cuentan un sinfín de anécdotas singulares del mandato de Sarkozy aunque si una ha llamado especialmente la atención es ésta, cuando el francés defiende a su esposa contra todos, aunque por ello su imagen pública pudiese verse afectada. Según cuenta Giestbert, el presidente le llamó enfadado cuando salió publicado en la revista el artículo, pidiendo una rectificación y disculpas a Bruni por decir entre líneas que es una mujer 'ligera'; petición que declinó el autor del texto. Entonces, Sarkozy gritó: "Quiero que sepas que en cuanto deje el puesto voy a romperle la cara", refiriéndose al autor del texto. A lo que añadió gritando: "¿Qué dirías si yo dijera que tu mujer es una puta?". Finalmente, y como apunta el mismo libro, fue la propia Carla Bruni quien medió para que la situación se solucionara.

Desde luego, no es la primera vez que Nicolás Sarkozy y Carla Bruni se enfrentan a todos por defenderse de los ataques. La cantante y ex modelo también ha hecho lo propio por su marido cuando ha sido necesario. Y es que la relación del mediático matrimonio con la prensa es un poco tirante. Los rumores de posibles affaires en su relación, por parte de ambos, y continuas crisis en la pareja no han dejado de rondarles desde que se dieran el 'sí quiero' en el año 2008.

El pasado de Carla Bruni siempre ha sido un tema muy recurrente en los medios franceses, donde se ha insinuado casi de todo. Una imagen que la primera dama ha intentado cambiar desde que llegara al Elíseo. Eso sí, sin demasiados resultados. Todavía hay muchos sectores que siguen desconfiando de su imagen pública desde que se casara con Sarkozy, y al hilo de ésta se han escrito todo tipo de textos, artículos e incluso biografías -no autorizadas- hablando de ella, y no muy bien. De Bruni se ha publicado desde que está obsesionada por su físico hasta que es una "devoradora de hombres". Afirmaciones de las que siempre ha intentado escapar sin demasiado éxito, visto lo visto...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios