Sasha se lo pasa en grande

Fue un viernes de sol y descanso para Michelle Obama y toda su comitiva, tras la intensa y calurosa jornada en Granada. La huésped más insigne del Villa Padierna también disfrutó del club de playa que dispone el hotel en el término de Estepona, y su hija pequeña, Sasha, incluso se tomó un baño en el Mediterráneo. De nuevo la comitiva automovilística atravesó rauda la Costa del Sol para este corto desplazamiento.

Sasha se bañó en el mar acompañada por un grupo de amigas y observada por decenas de curiosos que se situaron tras el cordón policial con el que se acotó la zona de arena para garantizar la seguridad de la visita. Los policías pidieron a numerosos bañistas que descubrieran sus pertenencias para evitar imprevistos desagradables. En el agua había lanchas y buzos para completar el dispositivo. La tranquilidad, pese a la aparatosidad del blindaje en torno a Michelle Obama, marca las vacaciones andaluzas de la expedición norteamericana. Sasha, de 9 años, fue la que se lo pasó en grande en la playa de Costalita, en Estepona, ajena a las cámaras, jugando y bailando junto a sus amigos. La madre, por su parte, tomó el sol en una zona más resguardada de las miradas indiscretas y se puso en biquini en una tumbona. Unas cortinas impidieron que la primera dama fuera captada en traje de baño, para lamento de los paparazzi.

El club de playa estaba a disposición de la comitiva de las Obama, aunque unas trescientas personas estuvieron rondando en la playa de Costalita y en el acceso al edificio para captar una imagen furtiva de las ilustres visitantes, que llegaron a las instalaciones pasado el mediodía, mientras algunos curiosos coreaban los nombres.

Michelle Obama tiene previsto hoy visitar la localidad de Ronda y conocer algunos de sus monumentos como la plaza de toros o la Casa del Gigante, considerada como una de las viviendas nazaríes mejor conservadas de España, además del popular Tajo. En la ruta turística podría acceder al Palacio del Rey Moro, que acoge los Jardines de Forestier, y la Casa de Don Bosco.

El almuerzo sería en uno de los establecimientos junto al coso taurino, probablemente el Mesón El Escudero o el restaurante del parador, en una visita que comenzaría por la mañana y se prolongaría hasta primera hora de la tarde.

Para la noche está previsto que la primera dama de Estados Unidos atienda la invitación de su amiga Eva Longoria y de Antonio Banderas para acudir a una fiesta benéfica, la Starlite, que se celebrará en el Villa Padierna y con la presencia de numerosos rostros populares que ya han anunciado su asistencia, acuda o no, Michelle Obama a la glamourosa cita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios