Semana Santa de famosos: cuando fama y fervor se dan la mano

  • Antonio Banderas y Borja Thyssen procesionan en Málaga, Fran Rivera, en Sevilla.

"Los cofrades no son unos frikis ni se pegan con un látigo". El actor malagueño Antonio Banderas, que participa cada año en las procesiones de la Semana Santa de su ciudad natal y que este año ha sido el encargado de pronunciar el pregón, es un buen ejemplo de cómo se puede compaginar fama y arraigo por las costumbres de la tierra. De ahí que el intérprete afincado en Hollywood haya roto una lanza a favor de las personas que trabajan en torno a los desfiles procesionales. "He hecho seis películas con Pedro Almodóvar y me gusta el progreso", afirmó ayer, pero también sostiene que esta tradición es "absolutamente compatible con la modernidad". No es el único.

Aparte de Banderas, la Semana Mayor malagueña también cuenta con otros hombres de tronos famosos. Así, el hijo de Carmen Cervera, Borja Thyssen, quien suele llevar el trono de la Virgen de la Exaltación. En el 2009, además, su esposa Blanca Cuesta también participó en la procesión (que, por otro lado, nunca se había perdido antes en la calle) ejerciendo de mayordomo.

En Málaga, de hecho, abunda el fervor cofrade y es común ver a gente popular en los desfiles. La periodista María Teresa Campos, por ejemplo, suele asistir a gran parte de ellos desde un balcón de la calle Larios. Muchas veces la acompaña su hija Terelu y otros familiares.

Pero, hablando de devoción, los hermanos Rivera y la duquesa de Alba se llevan la palma en Sevilla. Fran suele salir como costalero en el Cristo de las Tres Caídas y en el misterio de la hermandad de Triana, al igual que Cayetano, de nazareno. Kiko, hijo de Isabel Pantoja, sale desde muy pequeño también acompañando a la Esperanza de Triana, de la que su madre es muy devota. La duquesa, por su parte, es gran benefactora de varias cofradías, entre ellas la del Cristo de los Gitanos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios