Tamara Falcó desata su sensualidad en 'Vanity Fair'

G. A.

Tamara Falcó cada vez se parece más a su madre, Isabel Preysler. Con ese glamour y aire pijo que le acompaña desde la cuna, la joven cada vez acapara más portadas y capta una mayor atención en los medios de comunicación. Aún así, ella es bastante discreta con su vida privada, pero de vez en cuando abre su corazón para dar a conocer parte de su personalidad y detalles de su intimidad. Con esta tónica se ha convertido en protagonista del número de febrero de la estilosa revista Vanity Fair. Un reportaje no "apto para menores", que acompaña de un sensual posado y en el que también han participado haciendo declaraciones su madre y, por primera vez, su hermana Ana Boyer.

Preysler siempre se ha mostrado orgullosa de su hija, la que ya se considera digna heredera de su elegancia y saber estar, aunque en la publicación no ha hecho demasiada justicia con ella. Dice que Tamara tenía problemas de atención cuando era pequeña, pero que siempre ha sido una niña "lista y muy inteligente". Siempre se han llevado a la perfección pero comenta que cuando se enteró de que se iba de casa dejó de hablarle una semana entera. Ana Boyer, por su parte, afirma que Tamara le da "alegría, confianza y consejos de hermana mayor".

Por otro lado, Tamara Falcó aprovecha la ocasión para hablar de hombres. Actualmente soltera, dice que es consciente de que a veces la han manipulado, pero con otros ella hizo lo mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios