Tiflis, un lugar con especial atracción para los sevillistas

  • La capital de Georgia acoge el partido de la Supercopa del 11 de agosto y es una oportunidad para escapar a este país y conocer sus históricos vínculos con España

Para los griegos la histórica Georgia, un joven país cargado de un denso pasado como reino, también era "Iberia". Los parecidos geográficos con España convierten este lugar en mucho más próximo de lo que puede parecer. Los sevillistas lo podrán comprobar cuando vayan allá el 11 de agosto para el partido de la Supercopa europea ante el Barcelona. Merece la pena pasar varios días en Tiflis, la capital georgiana que acoge este duelo español. Georgia da para al menos una escapada, unas vacaciones para conocer su zona vinícola, Kajetia, adentrarse en la cordillera del Cáucaso y notar que los vínculos lingüísticos entre vasco y georgiano (con sus endiablados caracteres gráficos) son rasgos de este puente tendido entre Oriente y Occidente durante siglos.

En Georgia se come cochinillo asado, pero el principal plato que degustan los georgianos es su pizza, la khachapuri. En los restaurantes se debe probar también el khinkali, empanadillas hervidas y las imponentes ensaladas con queso y salsas amargas que gustan a los teflisenses (el gentilicio de Tiflis, para que se acostumbren los cronistas deportivos). Con unos vinos interesantes, en la región mediterránea donde hace ocho mil años comenzó a cultivarse la vid, no es cuestión de irse a un burguer o a un kebab. Hay que descubrir el encanto gastronómico de estos ibéricos.

Entre los monumentos de Tiflis destaca la catedral de la Santísima Trinidad, templo ortodoxo que domina la ciudad a orillas del río Kurá. La capital se repone de las últimas inundaciones (con aquellas imágenes de los animales escapados del zoo) y el país sufre sus latentes enfrentamientos fronterizos con los rusos y las regiones separatistas prorrusas.

Como mínimo, si se tiene tiempo más allá del día del partido, es visitar la región de los viñedos, la mencionada Kajetia, que recuerda mucho a la Toscana. Allí un español, Santiago Vivanco ha diseñado el proyecto para la construcción del museo de vino de Georgia, inspirado en las magníficas instalaciones riojanas que exhibe Dinastía Vivanco, en Briones.

Como datos básicos, el horario de Georgia va tres horas por delante de España, con un verano suave, y su moneda es el lari, con una equivalencia de unos 2,5 lari (GEL) por euro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios