Verano frutal para 2016

  • Guillermina Baeza presenta 'Sweet Years' en la 080 de Barcelona con la floral propuesta a cargo de Yerse

Apenas ha arrancado el verano del 2015 cuando se atisban los refrescantes referentes para el 2016. Los tonos de fruta pastel recubren los Sweet Years de Guillermina Baeza. Una de las firmas de referencia en el traje de baño dirige su mirada en la siguiente temporada a los colores naranjas, fresas, pistachos y de azules tropicales. Tonalidades juveniles con estampados de contrastes, con flores degradadas o topos irregulares. Baeza también establece otra línea más sutil, clásica, con rayas anchas, blancos y tonos nude. En las formas, toda la diversidad de dos piezas, traje completo o triquinis, con juegos de asimetrías y rasgos que dejan al aire la piel de manera atrevida. En una calurosa mañana en el Estadio Olímpico, la pasarela barcelonesa estival se entonaba en un miércoles cerrado por uno de los creadores más esperados, Custo, siempre audaz y de una transgresión elegante, con una variedad cromática imaginativa. El pasado viene a ser el aliado de una moda urbana que se adentra en la playa con desparpajo.

Otra firma conocida y habitual, Yerse, ofreció una colección floral y sexy, con ropas holgadas, vestidos largos, con evocación de los años 60, y complementos vintage. También aquí el naranja, con tonalidades verdes y rojas vislumbran el verano siguiente donde Yerse, con un Nobody's road vibrante, sugiere tanto trajes para "madres" como para sus hijas, idéntico estilo de aire bohemio. En todo caso, zapatos de plataformas bien generosas.

La mañana se abría con Wom & Now, con tonalidades pastel dentro de las frutas estivales. Pistas que ratifican veranos desenfadados y nostálgicos de tiempos más ingenuos. También presentó sus propuestas Escorpio con su colección Rooftop Garden, inspirada en los jardines de las azoteas. La línea encuentra su musa en una mujer cosmopolita apasionada por el paisajismo que busca la armonía entre la naturaleza y la ciudad. A ella le entusiasman los jardines urbanos, aquellos oasis que se encuentran en lo alto de los edificios. Combina lo rústico de los tejidos naturales con una lluvia índigo de la que surgen brotes de color.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios