Victoria de Suecia es mamá de una niña

  • Tras producirse el alumbramiento en la madrugada del jueves, madre e hija han recibido el alta y se encuentran ya de vuelta a casa, en el palacio de Haga. La niña midió 51 centímetros y pesó 3,28 kilos al nacer.

Menos de un día había pasado desde que Victoria de Suecia ingresase en el hospital con las primeras contracciones y ya estaba de vuelta en casa, el palacio de Haga, con su primogénita. Tan sólo doce horas después de dar a luz, la princesa recibió el alta y desde ayer a mediodía ya estaba en casa junto a su marido y su hija.

La casa real sueca publicaba ayer por la tarde en Facebook la primera imagen de los felices papás con su pequeña en un capazo, instantes después de abandonar el hospital Karolinska en el que la princesa Victoria, heredera al trono sueco, dio a luz a su primera hija.

No cabe duda que la princesa ha vivido un parto rápido del que se ha recuperado en un tiempo récord. El alumbramiento tuvo lugar alrededor de las 4 de la madrugada del jueves, y sólo unas horas después de haber dado a luz, tanto ella como el bebé recibían el alta médica del hospital, el mejor de Estocolmo.

A pesar de que ya ha protagonizado su primer posado oficial y de convertirse en trending topic del día, el nombre de la niña continúa siendo una incógnita. Los únicos datos que se tienen hasta el momento es que al nacer midió 51 centímetros y pesó 3,28 kilos.

Precisamente fue su padre, el príncipe Daniel, quien aportó los pocos datos que tenemos de la niña en su comparecencia ante los medios de comunicación a primerísima hora de la mañana de ayer. "Esta mañana, a las 4.26 (3.26 GMT) nació una princesa de 51 centímetros, 3.280 gramos de peso y muy hermosa", dijo durante la rueda de prensa el esposo de Victoria y feliz papá, quien quiso ser él mismo el encargado de dar la noticia.

Tanto la madre como la niña se encuentran "muy bien", aseguró un sonriente Daniel Westling, quien agradeció  su labor al personal del hospital. El parto fue "absolutamente normal", según el doctor Lennart Nordstrom, al frente del equipo médico que atendió a Victoria, quien ingresó poco antes de la medianoche. "Mis sentimientos fluyen por todas partes. Hubo nerviosismo. Es una nueva situación. Pero todo transcurrió bien", añadió Daniel.

La pequeña nacida ayer ocupará, tras su madre el segundo lugar en la línea de sucesión al trono de Suecia. Será la primera vez en este país que dos mujeres reinen de manera consecutiva. Lo que no ha pasado desapercibido para los suecos, quienes ayer mostraron en las calles numerosas muestras de felicitación a sus dos futuras soberanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios