Victoria de Suecia, a punto de ser mamá

Radiante de felicidad está la princesa Victoria ante la llegada del que será su primer hijo. La heredera al trono de Suecia se convertirá en madre el próximo mes de marzo y no oculta su emoción ante el que será el momento más asombroso de su vida: la llegada al mundo de su primogénito, el primer nieto de los reyes Carlos Gustavo y Silvia. A pesar de su avanzado estado de gestación, la princesa sigue cumpliendo con sus compromisos oficiales, aunque en menor medida. De hecho, sus apariciones en público han disminuido considerablemente en las últimas semanas, dejando a sus conciudadanos con las ganas de disfrutar un poco más de su look premamá. Sus últimas imágenes vieron la luz ayer coincidiendo con una visita que ha realizado a un hospital infantil, donde se rumorea está previsto que dé a luz. Allí mismo, recibió algún regalo para su futuro retoño que abrió risueña y mostró con agrado a los allí presentes. Un niño muy deseado tanto por ella como por su marido, el príncipe Daniel, que hará aún más idílico su matrimonio. La Casa Real del país escandinavo aún no ha comunicado la fecha prevista para el nacimiento del bebé tan esperado por los suecos, que nunca han ocultado su adoración y devoción por la pareja.

Los príncipes Victoria y Daniel se dieron el 'sí quiero' durante el verano del 2010 en la catedral de San Nicolás de Estocolmo. Una boda muy romántica a la que acudió gran parte de la realeza europea, con la Familia Real española casi al completo. La guinda a una historia de amor de película en la que una princesa, futura reina de su país y única mujer heredera al trono en el mundo, se enamoró perdidamente de su entrenador personal, y él de ella. Su relación ha pasado por momentos difíciles sobre todo durante sus comienzos, allá por el año 2001, cuando el monarca sueco no veía en Westling el candidato perfecto para su primogénita. Sus orígenes humildes y escaso conocimiento de protocolo no lo posicionaban como el mejor consorte para el país. No obstante, ha ido ganándose el corazón de sus suegros al mismo tiempo que el de su esposa hasta convertirse en un príncipe ejemplar y, en breve, padre del nuevo heredero al trono sueco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios