"No estoy acostumbrada a aparecer en las revistas por mi vida personal"

  • La cantante ni confirma ni desmiente su noviazgo con el futbolista David de Gea.

Comentarios 5

A sus 25 años, Edurne García Almagro, Edurne, es considerada una de las españolas más sexys, mención que, a pesar de contemplarla desde una cierta distancia, a la cantante le hace especial ilusión. Popular por su participación en programas de televisión como Operación Triunfo -que la lanzó a la fama-, y por la interpretación en musicales como Grease, la artista parece haber encontrado el amor junto al portero del Atlético de Madrid, David de Gea. Prudente en lo que a su privacidad se refiere, nuestra entrevistada ha comparecido esta semana como imagen de Veet, una firma de crema depilatoria que ha visto en ella una estampa perfecta para anunciar sus productos.

-Pensaba que lo mismo ya se habría hecho la depilación por láser…

-¡Qué va! No tengo mucho vello y, para el que tengo, prefiero Veet pues, con su uso, cada vez me va saliendo menos. La verdad es que me hizo mucha ilusión que me llamaran para esta campaña porque es una marca que llevo utilizando desde siempre.

-Aparte de éste, ¿tiene muchos más secretos de belleza?

-Bueno, me gusta estar hidratada y emplear exfoliantes. Debo cuidar la piel porque, con mi profesión, y el uso y abuso de maquillajes, podría dañarse antes. Ésa es la razón por la que debo ser constante en ese sentido.

-Lo que sí ha sido una presentación muy oportuna, ¿no? Su último disco se llama, precisamente, Nueva piel

-Así es (risas). Todo apunta a lo mismo… Incluso hice fotos de body painting.

-¿Qué le pide a una empresa que confíe en usted como embajadora? ¿Dice que no a muchas ofertas?

-En realidad, quienes me han propuesto para que me convierta en su imagen han sido casas relacionadas con el sector de la estética y, claro está, eso es algo que halaga.

-Es que es una de las mujeres más sexys de España…

-Eso comentan… (risas). No me considero así. Hay chicas guapísimas y mucho más sexys que yo. No voy de explosiva por ahí y, de hecho, soy muy tímida en mi día a día.

-A ver… ¿Algún defecto que se reconozca?

-No, no. Si te lo desvelo va a fijarse todo el mundo y me van a sacar en todos lados pero te aseguro que tengo muchísimos.

-¿Y lo mejor?

-Mis ojos. El color que tienen y el que, una mirada, sea una de mis mejores armas de seducción. Lo malo es que tengo poco tiempo para usarlos.

-¿Le ligan más o liga usted más?

-Me ligan más de lo que yo ligo. Prefiero que se lo curren los chicos (risas).

-La última vez que charlábamos me confesaba que, de amor, nada de nada… Sin compromiso… y soltera…

-¡Y todavía los soy! Sabes que llevo la máxima discreción posible y no suelo conversar de esas cuestiones pero paso por una etapa feliz. Vaya, de todas formas, siempre he sido feliz…

-Ahora la persiguen los paparazzis… ¿Lo lleva bien?

-Es una situación nueva para mí. No me incomoda pero me extraña. No estoy acostumbrada a aparecer en las revistas por mi vida personal. Llevo mucho trabajando para que se olviden de mi carrera por unas circunstancias íntimas. Comencé con nueve años en el grupo Trastos y, desde entonces, no he parado.

-¿Deportista? ¿Cuál es su opinión del fútbol?

-A excepción del Barça-Real Madrid, no suelo ir ni estar pendiente de los partidos de fútbol.

-¿Se arregla una más, volviendo al físico, cuando está enamorada?

-Hay que ser uno mismo en cada instante. Natural, sin querer ser otra.

-Es que, luego, vienen los chascos…

-Verdad… Los chicos lo tenéis más fácil pero con nosotras es distinto, eso está claro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios