Una auténtica pasarela de buen gusto y 'glamour'

  • Una premamá Victoria Beckham y la ex del príncipe Harry, Chelsy Davy, fueron algunas de las invitadas más elegantes

Londres fue ayer la capital del mundo, llamando la atención de medio planeta. Allí se celebraba la boda de la década, enlace de transcendencia política, social y económica más allá del colorín. Un día en el que se rompieron tradiciones, que gozó de un protocolo abierto como signo de modernidad y que pasará a la posteridad como el primer sí quiero 2.0 de la historia. Y como en cualquier evento de estas características se desplegó la alfombra roja para que su nutrida y glamurosa lista de invitados hicieran aparición en la abadía Westminster. Personalidades no sólo de la realeza sino también de la música, la política, la moda o el deporte, que causaron sensación con su presencia.

Entre los más esperados estaban Victoria y David Beckham. Mientras el futbolista optó por un elegante chaqué de Ralph Lauren, la posh dejó a todos sin palabras por su buena elección. Un diseño propio color azul noche de mucho volumen -para disimular su incipiente barriguita- que completó con un tocado muy original, tacones de vértigo, maquillaje natural y pocos complementos. Una fuerte competencia para Chelsy Davy, otra de las más elegantes. La que fuera novia del príncipe Harry acertó con un vestido de raso verde agua de Alberta Ferrelti y un tocado en tonos pasteles, aunque no acertó con el peinado; demasiado informal. Completa la lista de las más elegantes, no reales, la esposa del vice primer ministro Nick Clegg, la española Miriam González, con su precioso vestido de gasa. Además, destacó la presencia del gran amigo de la Familia Real británica Elton John y su marido, David Furnish, la del famoso actor Rowan Atkinson (Mr.Bean) y la del hermano de la madre del novio, Charles Spencer. Éste acudió a la cita con su prometida, Karen Gordon, que llamó la atención de todos con una enorme pamela color maquillaje y vestido del mismo color. Una gran boda con grandes invitados, que no defraudó a nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios