La aventura española de Bruce Willis

  • El protagonista de la saga de 'La jungla de cristal' visitará España a partir del próximo mes de septiembre para rodar en nuestra tierra un 'thriller' llamado 'The cold light of day', en su línea de trabajos anteriores

Las vacaciones truncadas de un joven broker de Wall Street -cuya familia es secuestrada mientras visita nuestro país- se convierten en el principio del argumento de The cold light of day, la película que Bruce Willis rodará en España, posiblemente, junto a Sigourney Weaver (cuya presencia aún está en negociaciones). Dirigido por Mabrouk El Mechri, este trabajo supone el ascenso de un escalón más en la carrera de un actor que se dio a conocer entre el gran público por la televisiva serie Luz de luna y por sagas como la de La jungla de cristal,en un terreno -el del cine de acción-, donde se mueve "como pez en el agua".

Así, será el 6 de septiembre la fecha inicial prevista para recibir a quien, a pesar de haber cumplido ya los 52 años, constituye uno de los hombres más deseados del mundo algo que, el propio protagonista, se toma con bastante sentido del humor. Tengamos en cuenta que, el general de sus producciones, ha recaudado más de tres billones de dólares sólo en estados unidos, lo que le convierte en una de las figuras más rentables del celuloide (ya sea en papeles principales o secundarios).

Pero, por si fuera poco, Willis también posee un perfil muy atractivo cara a los medios de comunicación del "corazón", los cuales han encontrado en él un filón inagotable de temas tanto profesionales… como personales. Dentro de este terreno, lo más destacado fue el matrimonio que le unió a Demi Moore, a la que conoció durante la grabación de Procedimiento ilegal y con la que estuvo casado desde 1987 y hasta el 2000. Una etapa de la que nacieron tres hijas y que, sin duda, ha sido una de las más felices en la vida de ambos intérpretes.

Después llegarían otras como María Bravo, Emily Sandberg, Brooke Burns y Enma Heming, con la que volvió a pasar por el altar el 21 de marzo de 2009 en las islas turcas y Caicos a raíz de una ceremonia a la que asistieron sus mencionadas tres niñas, testigos de cómo entregaba su corazón a una mujer 23 "primaveras" más joven que su esposo. "Creía que sería difícil hallar a alguien que me quisiera por mí mismo, con un amor puro y simple", confesaba el feliz enamorado en relación a esta buena noticia a la que debemos sumar, el 16 de octubre de 2006, el nombramiento como oficial en el Orden de las Artes y las Letras por el Gobierno francés -en función de su contribución a la industria un innumerable listado de títulos para la gran pantalla-.

Además, en misma fecha, nuestro protagonista estrenó un lugar propio en el Paseo de la Fama de Hollywood. "Solía venir aquí y mirar todas las estrellas y nunca podía resolver lo que se suponía que debías hacer para obtener una… El tiempo ha transcurrido y ahora me encuentro haciendo esto. Estoy muy emocionado de ser actor…", declaró el homenajeado durante esta segunda cita.

Últimamente, Bruce -que también ha probado suerte en el mundo de la música- ha vuelto a ser noticia por una multa de 27 mil dólares que le ha impuesto una empresa de alfombras por manchar con vino una de sus piezas (que él alquiló para su apartamento por dos meses). Una cantidad que el perjudicado ha considerado excesiva y ante la que ha solicitado al juez de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles que desestime el caso por alegar que nunca descuidó dicho objeto. Apenas una mera anécdota para quien, pronto, regresará entre nosotros tras visitarnos, recientemente, durante la promoción de una marca de vodka. "Siempre me han tratado muy bien aquí y por eso tienen mis simpatías". Una consideración, a las pruebas nos remitimos, más que recíproca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios