Los barrios más chic

  • Los códigos postales más privilegiados del mundo se caracterizan por las lujosas tiendas, los exclusivos restaurantes y, sobre todo, por sus espectaculares vistas.

Pensar en el barrio más chic del mundo y que se venga a la cabeza Beverly Hills. Vaya mito. Quítense esa idea de la cabeza. Las películas de Hollywood y las estrellas del cine han llevado esta zona de California a lo más alto, pero hay otros lugares del planeta que aunque no son tan conocidos son mucho más lujosos que el barrio de Los Ángeles. Son códigos postales privilegiados, donde se encuentran las casas más caras del mundo y donde el derroche de dinero está asegurado, pero no siempre la ostentación. En las calles de algunas de estas zonas son constantes los coches de alta gama, las boutiques de los diseñadores más reconocidos y los restaurantes en los que el precio de los platos está al alcance de pocos. En otros de estos selectos barrios ocurre todo lo contrario. Lo que se paga es la tranquilidad al estar apartado de las grandes ciudades, viviendo en impresionantes mansiones y rodeados de espectaculares jardines. Pura exclusividad. Lujo desenfrenado. Ni La Moraleja en Madrid, ni Pedralbes en Barcelona, ni Los Remedios, ni Sotogrande, ni la Milla de Oro marbellí. Aún hay sitio donde el metro cuadrado aún es más caro y exclusivo.

En Estados Unidos la zona más exclusiva es Júpiter Island, en Florida. Es un cayo de 13 kilómetros de longitud y el número de habitantes no llega a 700. Allí tienen propiedades las personas más ricas del planeta. El precio medio de la vivienda es de 5 millones y medio de dólares. El ex presidente estadounidense George Bush y la cantante Celine Dion son algunos de los vecinos que disfrutan del idílico entorno.

Otro de los vecindarios más cotizados es Pacific Heights, en San Francisco. Desde allí se puede disfrutar de impresionantes panorámicas al famoso puente Golden Gate. Para habitar en uno de sus castillos o mansiones de estilo victoriano hay que desembolsar como mínimo 4 millones y medio de dólares.

Dentro de una de las ciudades más chic del mundo, Nueva York, hay una zona especialmente lujosa, Tribeca. Lo que antiguamente eran edificios de depósitos de mercancías hoy son oficinas modernas y lujosas. Entre los vecinos que se han gastado dos millones de dólares para un loft y disfrutar de sus tiendas y restaurantes están Scarlett Johansson, Robert de Niro y Beyoncé.

Para pasar las vacaciones los norteamericanos más ricos eligen los Hamptons, situada a 150 kilómetros de Manhattan. Yates, veleros, restaurantes de lujo, clubs de golf y mansiones conforman este lugar en el que está prohibido construir edificios altos y que se instalen restaurantes de comida rápida. No deja de pasar de moda y este verano volverá a generar portadas.

A este lado del Atlántico una de las manzanas más chic y caras es Kensington Gardens, en Londres. Allí se encuentra una de las calles más cotizadas del planeta. Desde que comenzara la crisis el precio de sus viviendas ha caído pero aún así sigue estando muy lejos de los bolsillos de la mayoría. La casa más barata cuesta aproximadamente un millón de libras (millón y medio de euros) y el precio de los palacetes victorianos aumentan hasta pasar los 20 millones (30 millones de euros). Es una de las calles más concurridas por los fotógrafos de la prensa rosa ya que son varios los famosos que tienen su residencia en ella.

París no se queda atrás. Es una de las ciudades de Europa con más encanto y glamour. Para vivir en The Seventh Arrondissement, el 7º Distrito, hay que disponer como mínimo de un millón de euros, para un apartamento. A Los Museos Rodin y d'Orsay, la Torre Eiffel y el Palacio Nacional de los Inválidos son algunos de los atractivos situados en este distrito de la capital francesa. Pero si la zona destaca por algo más pijo aún son por sus establecimientos comerciales, desde sus pequeñas tiendas de delicatessen hasta centros comerciales aptos para tarjetas de crédito sin límite. Sus habitantes también pueden huir del estrés de las compras entre los parques de la ciudad parisina.

En el repaso por las zonas más lujosas del mundo no puede faltar Italia, concretamente el Lago Como, en Lombardía. La calma que se respira rodeado de jardines verdes y mansiones de lujo cuesta bastante, unos 30 millones de euros. Uno de los famosos que tuvo una propiedad allí es George Clooney, aunque hace 5 años la que fuera su novia, Elisabetta Canalis, le convenció para que se deshiciera de ella. En el lago Como se han rodado escenas de algunas películas de lo más románticas.

Entre las zonas más chic del mapa también está en la Calle Ostozhenka, en Moscú. Allí habitan los oligarcas rusos, los dueños del petróleo y del gas, recientes ricos que disfrutan desde sus casas de vistas exclusivas al Kremlim. El metro cuadrado roza los 35.000 euros.

En el top ten de las zonas más exclusivas del mundo paradójicamente entra India. El contraste a la pobreza lo pone Altamont Road, en Bombay. Si en Beverly Hills viven las grandes estrellas de Hollywood en los rascacielos de Altamont lo hacen las de Bollywood, además de las personas más ricas del país. Y en Oceanía, Wolseley Road es uno de los lugares más exclusivos de Sidney. El puerto de la ciudad australiana y la Opera House son las vistas de la que disfrutan los vecinos que desembolsan en torno a 6 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios