"El boca a boca nos ha permitido pasar por varias generaciones"

No todas las formaciones musicales pueden presumir de cumplir, y hasta superar, los veinticinco años de trayectoria pero, los integrantes de La Guardia, pueden sentirse muy orgullosos de haber batido ese récord y, más allá, seguir mantiendo un sonido tan fresco como el de su nuevo álbum, Tumbado al borde de la luna. Un trabajo que salió a la luz el pasado lunes y que supone, para estos profesionales granadinos liderados por Manuel España, un nuevo paso adelante en su dilatada y reconocida trayectoria.

-¡Qué título tan bucólico para un disco!, ¿no?

-Hemos intentado que refleje el contenido de lo que, después, hay en el interior. Hablamos de la vida, de los problemas que nos preocupan, de lo importante que, al fin y al cabo, es siempre soñar, cómo no, pasado por el filtro del rock.

-Con el primer single, Lucía, volvéis a proponer una historia con nombre de mujer...

-Pues sí, otra vez nos pasa. Desde Pequeña Lolita, parece que eso nos da suerte. Se trata de exponer la realidad diaria. Había mucho material donde seleccionar y, después de mirar en el archivo, es esto lo que ha quedado.

-Tienen la suerte de que, con el paso del tiempo, van sumando públicos...

-Pues sí. El boca a boca nos ha permitido pasar por varias generaciones. Nos sigue gente de cuarenta, de quince, los que escuchan rap o hasta los que prefieren el reaggetton (risas).

-Pero, ¿ustedes se notan muy diferentes?

-Hombre, hay cosas que cambian con la edad, con los desengaños, las alegrías... No obstante, en la composición mantenemos el mismo espíritu optimista. Ésta es una carrera sin meta. Lo que no se han modificado son nuestras ganas de salir al escenario. Yo creo que, si no tuviéramos ese "gusanillo", nos retiraríamos. Necesitamos sentir y compartirlo con nuestros admiradores.

-Si hicieran balance de lo logrado, ¿de qué se sentir más felices?

-De estar aquí, con cuarenta y tantos años, y poder lanzar un nuevo proyecto. Eso nos hace sentir como al principio.

-Cuentan ustedes con muchas melodías populares, como Cuando brille el sol o Mil calles llevan hacia ti, que, en algunos casos, podrían suponer una carga para avanzar... ¿Les suede eso?

-No, no. Para nada. Supongo que, ese sentimiento, aparecería si sólo fuera una la canción por la que se nos conociera. Como bien dices, han sido por lo menos siete u ocho las piezas nuestras que conoce casi todo el país. Eso sí, han puesto el listón muy alto, por lo que hay que esforzarse mucho para estar a la altura. Los fans suelen contarnos cómo, para ellos, algunas de estas canciones han significado mucho en su pasado. Se conocieron escuchándolas, se casaron... Es algo que nos impulsa a continuar adelante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios