El boho-chic reina en el 'dress code' de la boda monegasca

  • Las invitadas de Beatrice llenaron de color los jardines del Palacio Grimaldi con 'outfits' originales y personales

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi querían que su boda civil, celebrada el pasado sábado, fuera original e informal y acorde a su deseo así han sido los modelitos elegidos para la ocasión de sus 700 invitados. Mucho se ha hablado durante todo el fin de semana del vestido rosa de la novia, creación de Valentino y un sueño para todas las mujeres del planeta, pero poco o nada de los outfits de sus invitadas, dato llamativo si tenemos en cuenta que entre ellas estaban la princesa Charlene y su cuñada Carolina, la hija de ésta, Carlota Casiraghi, Tatiana Santo Domingo o las siempre estilosas (y muy ricas) hermanas Borromeo. Entre todas ellas dibujaron un panorama de lo más colorido y folcrórico en los jardines del Palacio Grimaldi, donde se celebró el banquete-picnic tras el 'sí quiero'. Los novios no quisieron ser demasiados estrictos con el dress code pero sí pidieron que éste se ciñera lo máximo posible a vestimentas originales y, sobre todo, tradicionales. La princesa Carlota, por ejemplo, hizo honor a su abuela Grace con un look de lo más hollywodiense de vestido cóctel de rayas horizontales en rojo y blanco, cuñas y una enorme pamela que combinó con grandes gafas de sol. Tatiana Santo Domingo fue fiel a su estilo boho-chic (el más visto durante la jornada) con un vestido largo de estampado floral de Giambattista Valli. La diseñadora Marta Ferri, cuñada de Beatrice, lució una creación de su propio atelier color coral con estampados azules y verdosos. La creadora fue la encargada de vestir a las Borromeo en la fiesta caribeña de Yath Club que el domingo puso la guinda a esta primera tanda de celebraciones, que seguirán el sábado en las islas borromeas con la esperada boda religiosa, que, visto lo visto, promete ser de ensueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios