Más calidad, más imaginación, más innovación

  • Las colecciones del Certamen de Jóvenes Diseñadores destacaron por el alto nivel de los creadores andaluces.

Comentarios 1

Los noveles de ayer dieron, en general, una lección de originalidad sin que con eso rompieran las reglas básicas de lo que, la estructura de un traje de flamenca, requiere. Diez jóvenes procedentes de diferentes partes de Andalucía fueron los que se presentaron a un concurso con el que se inauguraba el Simof 2012 y donde se contó con un jurado entre el que figuraban especialistas de la aguja y el dedal flamenco como Justo Salao, Pepín Castillo o Tony Benitez. Al final, fue la firma Gitano, creada por Francisco Serrano Castro, la que se llevó el primer premio con una colección llamada Indianas y donde se rindió un colorista homenaje a la cultura hindú a través de sinuosos modelos en los que destacaron, como complemento, los saris (velo femenino típico de la India). Junto a él, Alicia Cáceres recibió la "Mención Especial" gracias a una línea, De la Corte a la Feria, romántica y dieciochesca en la que no faltaron camafeos y brillantes tiaras sobre una base de rosas y blancos.

Sea como sea, entre los participantes existió un nivel general bastante elevado, quedando en la retina del público asistente -poco numeroso por la mañana- otras propuestas como las de Slava donde se homenajeó a la religiosidad sevillana utilizando las potencias de Cristo a modo de peinas y cerrando el pase con una recreación alusiva a la Macarena que, despertando algunos comentarios contrariados, no era sino una llamativa bata de cola, en blanco y verde Andalucía. Más allá, el granadino Rafnuro -Rafael Núñez Rodríguez- se atrevió con la primera "flamenca roquera", rompedora con sus "chupas" y faldas de cuero ideales para novias de "moteros" o las chicas más "guerreras". Es la plena confirmación de que, la prenda regional andaluza, sigue adaptándose a los tiempos que corren.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios