La captura de dos etarras eleva a 59 el número de los detenidos en 2010

  • Zugaitz Izaguirre, apresado en Tarragona, huyó tras haber sido condenado a siete años por pertenencia al aparato de captación, en el que también participó Regina Maiztegui, detenida ayer en Guipúzcoa

La Policía Nacional detuvo ayer en la localidad de La Pineda-Vila Seca (Tarragona) al miembro de ETA Zugaitz Izaguirre Ameztoy, que se encontraba huido tras haber sido condenado a siete años de prisión por la Audiencia Nacional por integración en banda armada. A raíz de esta detención, por la tarde fue capturada en Guipúzcoa la presunta etarra Regina Maiztegui, sobre la que también pesaba una orden judicial de busca y captura.

Con la detención de Izaguirre y Maiztegui ya son 59 los presuntos miembros de la banda terrorista ETA arrestados por las Fuerzas de Seguridad en lo que va de año.

Izaguirre, de 29 años y nacido en Oyarzun (Guipúzcoa), ya había sido detenido en 2003 por agentes de la Policía Nacional en una operación contra el aparato de captación de ETA.

Fue el 18 de noviembre de 2003 cuando la Policía Nacional, bajo la orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón llevó a cabo una operación antiterrorista en Guipúzcoa, Pamplona y Sevilla, en la que fueron detenidas doce personas que intentaban recomponer la infraestructura de la banda terrorista en España.

Entre los detenidos se encontraba Izaguirre, que fue arrestado en Oyarzun (Guipúzcoa) junto a Enekoitz Oyarzábal Lizarralde y David Brum Martínez, cuando todos ellos tenían 23 años.

El pasado 7 de mayo la Audiencia Nacional condenó a Izaguirre, junto a otros cuatro acusados, entre los que se encontraba el dirigente terrorista Ibon Fernández Iradi, Susper, a siete años de cárcel por pertenencia a banda armada en vez de los diez que solicitaba la Fiscalía.

Este grupo de condenados fueron procesados por su supuesta pertenencia a los aparatos de ETA conocidos como Arrantza, cuya función era reclutar a nuevos miembros, y Pianistas, que facilitaban información sobre posibles objetivos de la banda.

El Tribunal consideró a Izaguirre responsable de un delito de integración en organización terrorista, y en la sentencia se señalaba que formó parte del comando Ezkurra o Ezkur, que facilitaba "información sobre torretas, antenas y edificios oficiales", aunque no ha quedado acreditado que este grupo llegara a ser operativo.

Regina Maiztegui fue condenada en ese mismo juicio a seis años de prisión. Maiztegui era concejal en el ayuntamiento de Soraluce por EH y entregó a Susper una foto del pleno del consistorio en la que señaló a dos ediles, uno del PP y otro del PSOE.

Maiztegui reconoció que Susper intentó reclutarla para integrarse en ETA, a lo que la detenida ayer se negó porque "estaba cagada", según declaró.

Treinta y cinco de las detenciones de etarras en lo que va de año se han llevado a cabo en España, mientras que el resto en Francia, Portugal e Irlanda del Norte.

Por su parte, el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, reiteró que cualquier "insinuación, declaración o acusación" que se vierta acerca de una posible nueva negociación entre el Ejecutivo y la banda terrorista ETA es una "absoluta falsedad". Chaves defiende la política antiterrorista llevada a cabo por el Gobierno, definiéndola como "adecuada" y "acertada".

Chaves considera poco responsable poner una fecha al fin de ETA, pero sí ha señalado que la banda está "muy debilitada" y ha perdido "apoyo social" así como la capacidad de actuación que tenía antes. Para el ministro, estas afirmaciones responden a "datos objetivos" debido al alto número de golpes que las fuerzas de seguridad han dado a la banda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios