Pasarela

La chica del millón de DOLARE$

Comentarios 1

Es, sin duda, una de las artistas más polémicas, una auténtica chica mala que no deja de generar titulares y que, en la actualidad, ha sido tentada por la publicación OK! para explicar, previo pago de un millón de dólares, tanto su dura experiencia en la cárcel como en la clínica de rehabilitación donde cumple un castigo de 90 días -por conducción bajo los efectos del alcohol en 2007-, el cual, en vista de su ejemplar comportamiento, podría terminar antes de noviembre (mes previsto para que la pena concluya).

La actriz y cantante contempla con tranquilidad esta oferta y aprovecha para dibujar bocetos que, según su propia madre, Dina -quien, aparte, ha realizado diversas declaraciones a la prensa sobre la positiva evolución de la actitud de su hija-, son verdaderas obras de arte. "Está agradecida a todos sus fans. Le han estado mandando cartas y tarjetas y Lindsay les ha contestado poco a poco", afirmaba la progenitora de una persona que, en función de los análisis , parece no sufrir problemas psiquiátricos tan severos como, en un principio, daba la sensación. Mientras, el padre de nuestra protagonista, Michael Lohan, comparecerá el miércoles ante un juzgado con la intención de responder a las acusaciones que le señalan como autor de una paliza y amenazas de muerte contra su ex, Kathryn Major. Ésta, que compartía vivienda con el supuesto agresor en Water Mill, Nueva York, sostiene que, el que era su compañero, la pateó repetidas ocasiones y que, por dicho ataque, sufrió diversas heridas y, sobre todo, un trauma psicológico bastante difícil de superar.

Sea como sea, la que es una de las figuras mejores pagadas de Hollywood -con un sueldo aproximado de ocho millones de dólares-, aguarda con impaciencia el estreno de Inferno, la última película de Lindsay Lohan en la que recrea la biografía de la "estrella" del porno, Linda Lovelace (intérprete, a su vez, de la mítica Garganta profunda). Por esa razón, la polémica joven de 24 años ha realizado una sesión fotográfica en lencería (ataviada con una pistola y unas sexys prendas como si de la mismísima Lovelace se tratase) que, además, le ha servido para desmentir los rumores que apuntaban a que existía la posibilidad de que se quedara fuera de este proyecto.

Hay que tener en cuenta que, el currículum de Lohan se remonta a su más tierna infancia cuando, con sólo tres añitos, ya participó en diversos anuncios publicitarios para la televisión. A partir de ese instante comenzó una trayectoria en la que podríamos destacar títulos cinematográficos como Tú a Londres y yo a California o Confesiones de una típica adolescente. Al mismo tiempo, en 2004 firma un contrato con una multinacional para lanzar Speak, primer disco con el que supera los cuatro millones de unidades vendidas. Dos álbumes más -y uno en cartera que aún está por llegar-, lograron consolidarla también como una cantante de masas.

Y es que, toque el terreno que toque, Lindsay parece haber hallado la clave del éxito profesional, situación totalmente contraria a lo que experimenta en su parcela personal donde, su homosexualidad, ha condicionado una existencia dentro de la que, la DJ británica Samantha Ronson -por la que antepuso su carrera-, ha sido uno de sus más tormentosos amores. Con dicha relación rota en la actualidad, el presente se perfila ilusionante para quien, a fuerza de equivocarse, sólo busca la salida de su propio laberinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios