"Los diseñadores somos como médicos de la mente"

Aunque parezca que José Luis y José Victor, Victorio y Lucchino, lo han conseguido todo en la vida, cada presentación de una nueva colección es, para ellos, como la vez primera. En este caso, los andaluces rompen el hielo de Cibeles Madrid Fashion Week iniciando los desfiles profesionales de dicha prestigiosa pasarela con unas propuestas para hombre y mujer sobre las que han volcado todas sus ilusiones. El público, como siempre, tiene la última palabra.

-¿Es posible, después de más de 20 años presentándose en Cibeles, que sigan renovándose temporada tras temporada?

-(José Luis) Bueno, posees un estilo y un concepto propio, una manera de ver la figura femenina que te acompaña en el camino. El toque Victorio y Lucchino no tiene por qué ser un volante. Es una síntesis de cuestiones a las que incorporas lo que sientes en cada momento.

-¿Cómo surge cada nueva línea?

-(José Víctor) Mira, antes de venir a Madrid hemos dejado a las patronistas preparando los trajes de novia que mostraremos en Junio. Lo mismo te sientas debajo de un árbol o estás en un concierto y aparece el siguiente leit motiv. Somos veteranos y creadores de un sello… ¡Cuántas veces hemos ido a París a inspirarnos y nos hemos encontrado allí con nuestro colorido!

-Para los pintores o los poetas la creación es un acto doloroso. ¿En su caso también?

-(J.L.) Es lo mismo. Ver el lienzo o el papel vacío es como enfrentarte a una tela blanca y pensar… "¡Dios mío!, ¿De aquí tengo que sacar algo?". Después pasan muchas fases. Es tan sutil que debes hacer tangible lo intangible. Eso es lo angustioso. Luego viene el estrés.

-Total, que nunca disfrutan del todo…

-(J.L.) No. Como mucho, a solas en casa cuando decides enfrentarte a las imágenes del pase.

-¿Regresan con alguna filosofía concreta? ¿Corresponde a algún estado de ánimo determinado?

-(J.L.) Los fenómenos sociológicos son muy divertidos y nosotros, sin darnos cuenta, plasmamos la radiografía de la sociedad. Eclecticismo es muy vibrante, con colores otoñales pero tejidos brillantes, ricos, adornados… Tenemos que seguir dando ilusión. Los diseñadores somos como médicos de la mente o, si no, ¿cuántas terapias no facilita la moda?

-Y que siga así porque, por proyectos, seguro que no será… ¿Tienen alguno entre manos?

-(J.L.) Hay uno que nos gustaría mucho cerrar pero del que no podemos comentar nada. Sí vamos a lanzar ropa interior para señora. Ya que las vestimos por fuera -y entendemos su cuerpo-, nos apetecía tocar estas prendas.

-Son ya más de 40 terrenos abiertos con su firma… ¿Le debe algo el diseño español a Victorio y Lucchino?

-(J.V.) Nada. En la amistad y en el trabajo no se trata de "deber". Es dar, como en el amor. Entregar belleza a las personas y ser generoso con los seres a los que queremos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios