Los duques de Alba, los personajes de 2011

  • Doña Cayeta y Alfonso Díez son los famosos que más noticias e interés mediático han generado en España.

Comentarios 2

NI de Hollywood ni de ninguna casa real, los protagonistas del 2011 han sido los duques de Alba. Doña Cayetana y su marido, Alfonso Díez, se han convertido en los grandes personajes del año, los que más noticias e interés mediático han generado. Y con los acontecimientos que han vivido en los últimos doce meses no es para menos.

El año empezó para ellos en un momento clave de su relación, pues acababan de firmar unas duras capitulaciones matrimoniales en las que Díez renunciaba a todos los derechos y beneficios que le corresponderían en el caso de contraer matrimonio con la duquesa de Alba. Entonces, muchos vislumbraron en el camino uno de los 'sí quiero' más esperados y deseados. Pero a Cayetana y a Alfonso aún les quedaba por superar la prueba más difícil: hacer ver a los seis hijos de la noble que su amor es verdadero. En febrero, el camino se fue allanando para el funcionario tras una reunión con los vástagos de la aristócrata. Una cita en la que el objetivo era formalizar la relación de los enamorados. Fue un éxito, pero si doña Cayetana quería unirse para siempre a su amado aún le quedaba algo por hacer. Un deseo que se haría realidad más tarde.

La sorpresa llegó a principios de julio cuando la duquesa adelantó el reparto de su herencia entre sus hijos. Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia pasaron a ser los titulares registrales de los bienes de su madre tras una donación escriturada, aunque la jefa de la Casa de Alba seguiría siendo la administradora de su patrimonio. El enlace estaba ya más cerca que nunca.

Envueltos en una gran polémica, la pareja disfrutaba de un verano muy placentero mientras las campanas de boda sonaban cada vez con más fuerza. Semanas llenas de incógnitas que llegaron a su fin los últimos días de agosto cuando se confirmó que la duquesa de Alba pasaría por el altar por tercera vez a primeros de otoño con una ceremonia nada ostentosa, muy íntima y familiar. Aunque al principio se habló de Ibiza, fue la propia aristócrata la que confirmó que el acontecimiento tendría lugar en su amada Sevilla, con el Palacio de Dueñas como escenario, vestida de Victorio&Lucchino y con el duque de Huéscar y Carmen Tello como flamantes padrinos.

Y llegó el gran día. Tras unos preparativos aparentemente tranquilos y un mes de septiembre repleto de actos, la pareja se dio el 'sí quiero' rodeados de una gran expectación, y también controversia. Un día de enorme felicidad para la duquesa, que hasta se arrancó por sevillanas ante la multitud, pero también de grandes ausencias, la de su hijo Jacobo y su niña Eugenia, afectada de una inoportuna varicela. Por fin, España saludó a los nuevos duques de Alba, dos enamorados que en 2011 vieron cumplidos todos sus sueños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios