¿Quiénes son los más elegantes de la alfombra roja?

  • Aunque ellas causan mayor expectación por sus modelitos, no pasa inadvertida la forma en que los chicos hollywoodienses lucen la pajarita.

No es ningún secreto que los grandes eventos hollywodienses, ya sean entregas de premios, ceremonias o fiestas varias, causan una mayor expectación por los modelitos de sus asistentes que por otra cualquier cosa. Críticas, ranking y apreciaciones que ocupan horas de televisión y portadas de periódicos y revistas de todo el planeta y en las que las mujeres siempre tienen un mayor protagonismo. Ahora les toca el turno a ellos.

Detrás de un hombre siempre hay una gran mujer y, por qué no, una bonita pajarita. La moda masculina en la meca del cine no es muy variopinta, la verdad, pero sí que es comentada la forma en la que los chicos llevan su traje. La pregunta es muy fácil, ¿quiénes son los más elegantes de la alfombra roja? Se manejan muchos nombres pero es necesario destacar que los hollywodienses más veteranos son los que se acaban llevando el gato al agua. Caso del mítico y por siempre sexy George Clooney. El novio de Elisabetta Canalis sabe lo que es estar entre los hombres más guapos del mundo, y tampoco falta en la selección de los más elegantes. Nunca arriesga pero siempre acierta. Seguido muy de cerca por Mathew McConaughey, uno de los actores que más gustan; si hablamos de físico, eso sí. El actor, que mantuvo una relación con Penélope Cruz, es sin duda a quien mejor le sienta el traje, aunque sin camiseta también gusta, y mucho. Javier Bardem entra en el ranking de los mejor vestidos, aunque queda un poco eclipsado por otros nombres como el de Hugh Jackman -el indeleble Lobezno de X-Men; elegido como el más atractivo en 2008 por People-, el rompecorazones Armie Hammer, Christian Bale, Darren Aronofsky, Andrew Garfield, Justin Timberlake o Jesse Eissenberg, que siempre apuesta por corbata.

Al otro lado, estrellas como Johnny Depp, Francis Ford Coppola o Robert Downey Jr., siempre dispuestos a llamar la atención y con una imagen algo alejada de lo que se considera, así sin rodeos, un verdadero gentleman.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios