El futuro del museo de Rocío Jurado está en manos de su hija

DICEN los mayores que hay dos fechas que marcan la temporada alta del verano en la costa. La festividad de la Virgen del Carmen, 16 de julio y la de la Virgen de los Reyes, 15 de agosto. Este año además se prevé un crecimiento considerable de desplazamientos a las playas andaluzas incentivado por las olas de calor que han golpeado las primeras semanas de julio.

En Chipiona además el final de temporada la cierra otra fecha, 8 de septiembre Festividad de la Virgen de Regla. Sus más de doce kilómetros de playa serán de los más concurridos y además pueden presumir de 5 banderas azules por la limpieza de sus aguas y de tres banderas con la Q de calidad europea (Playa de la Cruz del Mar, Playa de regla y Playa de Camarón-La Laguna).

El alcalde de la localidad, Antonio Peña, ha izado las banderas de la temporada en la Playa de Regla y contó para ello con la ayuda de Gloria Mohedano. En un acto junto al Monumento de la Luz en el que además actuó el grupo flamenco de Aurora Caraballo y con la presencia del delegado de playas Javier Díaz y representantes de la corporación municipal. Chipiona además ha sido reconocida a nivel nacional por su accesibilidad a las playas para los discapacitados.

En este acto en el que el Alcalde invitó a participar a la hermana de Rocío Jurado hablamos en exclusiva con él sobre el Museo de Rocío Jurado.

Antonio Peña es quien ha llevado directamente la negociación con Rocío Carrasco para su apertura. La cantante más internacional de esta localidad había expresado en varias ocasiones el deseo de que en su pueblo se contara con un lugar que recogiera los momentos más emblemáticos de su vida profesional.

"Ella quiso venir a Chipiona y terminar en Chipiona y los chipioneros nos sentimos orgullosos de ello". Recuerda Antonio, que es médico de profesión y también un gran aficionado a la música. En su juventud formaba parte de una banda, tocando el saxo y un verano acompañó a Rocío en algunos conciertos de la provincia de Cádiz.

En Chipiona establecía la Jurado su "cuartel de verano", una base de operaciones desde donde se desplazaba a todos sus conciertos. El lugar habilitado como Museo se encuentra a la entrada del pueblo, en las conocidos popularmente como "las naves del Niño de oro", antes de llegar al cementerio de San José en el que está su tumba y la estatua que la recuerda.

Afirma el alcalde que el Museo está acabado: "La verdad es que abrir un museo no es fácil y en segundo lugar hablamos de un Museo de la artista más internacional, hay que poner de acuerdo a familia, ayuntamiento, todas las personas implicadas y no es tarea fácil. Administrativamente hablando hemos tenido muchísimas dificultades y vamos solventándolas poco a poco. El Museo está entero terminado, tiene todos los elementos que se necesita para abrir pero hay pequeñas dificultades que esperemos solventar".

A pesar de ello no se atreve a dar fecha y segura: "Cada vez que doy una fecha parece que pongo la fecha maldita para decir que en esa fecha ya no se puede hacer, ya no doy fechas , cuando esté estará y ya está. A mí me gustaría abrirlo mañana, para antesdeayer… pero mientras no nos pongamos de acuerdo no"

De los tres hijos de Rocío Jurado la que ha seguido más vinculada a Chipiona ha sido su hija menor, todos los veranos desde que falta su madre hace 9 años ha vuelto a esta localidad:

"Gloria siempre ha estado presente, cada vez que la hemos llamado o incluso sin llamarla en cualquier evento relacionado con su madre ha estado presente. Incluso este año me llevé una gran sorpresa al verla entrar en Fitur cuando presentamos los vídeos promocionales del museo, estuvo en primera fila en la presentación y eché de menos a otras personas que no estuvieron, imagino que no podrían… Gloria Camila estuvo desde el primer momento y tengo que agradecerle que siempre esté presente en cualquier evento relacionado con su madre".

Cuando se refiere a las dificultades de última hora habla en términos generales sin responsabilizar a nadie en concreto aunque es inevitable pensar en la heredera universal, Rocío Carrasco:

"Evidentemente hay una parte importante que es con Rocío y otras cosas de última hora que hemos tenido que solventar. Hemos tenido que mejorar la acústica, la Sala de Audición, el aire acondicionado… faltaban elementos decorativos, pero ya está todo terminado y sólo falta ponernos de acuerdo con Rocío"

Antonio Peña es cauto y busca la concordia: "No quisiera que el Museo se convirtiera ahora en una guerra personal entre una serie de personas y el ayuntamiento porque cuando se abra quiero que se abra con el beneplácito de todos que es lo que queremos"

Sin embargo reconoce que todas las reuniones que se han mantenido con Rocío Carrasco han sido en Madrid y aunque se la ha invitado formalmente a venir a Chipiona en varias ocasiones no ha podido ser: "Yo creo que si viniera a lo mejor cambiaría de opinión con respecto al museo, con respecto a su madre y Chipiona. Es muy fuerte lo que estoy diciendo pero bueno…Yo la he invitado siempre, le he dicho acércate, ve. Aunque entiendo que quiera hacerlo de forma discreta y sin la prensa como testigo pero también se le ha hecho la invitación para que pueda venir en cualquier momento ,a cualquier hora y sin que haya nadie presente. No ha venido y supongo que no habrá podido, habría que preguntarle a ella no a mí"

Finalmente termina reconociendo el interés constante que sobre el Museo mantiene José Ortega Cano: "Me llama casi todas las semanas, nunca ha dejado de tener contacto, incluso cuando ha estado donde ha estado. Si ha tenido oportunidad me ha mandado una carta o me ha pedido que se la mande yo, tengo que decir que es un caballero y él sigue estando presente en Chipiona, como lo está Rocío. Sólo puedo tener palabras de agradecimiento hacia él porque siempre ha estado dispuesto a echar un cable para que esto siga adelante, al igual que hacia Gloria Mohedano. Ellos quieren a Chipiona y están muy vinculadas a la localidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios