La infanta Elena podría plantearse pedir la nulidad

Un portavoz de la Casa Real rechazó ayer responder a la pregunta de si la infanta Elena ha iniciado los trámites o tiene intención de hacerlo para conseguir la nulidad eclesiástica de Jaime de Marichalar, tras obtener el divorcio legal. Aunque hay varios medios de comunicación que, desde finales de año, apuntan que doña Elena ha consultado la posibilidad a varios expertos en derecho canónico. Es más, hay fuentes que añaden que, como católica y miembro de la familia real, debería hacerlo.

Zarzuela informaba el martes de que la sentencia del divorcio de mutuo acuerdo se había inscrito el 21 de enero en el registro civil, por lo que ambos quedaban oficialmente divorciados, lo que implica la pérdida para él del título de duque de Lugo. En el caso de que alguno de ellos decidiera solicitar la nulidad, se iniciaría un proceso judicial en el que, como en cualquier otro, se interrogaría a las partes, se citaría a testigos y se solicitaría la presentación de pruebas.

De momento, además de desaparecer de la página web real, Marichalar lo hará hoy del Museo de Cera de Madrid, de donde será retirada su estatua como miembro de la familia real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios