Una monumental ruta a través de 'Juego de tronos'

  • Almería se suma a Sevilla y Osuna en los recorridos de los fans por Andalucía De las nuevas localizaciones españolas destaca el castillo de Zafra, en Guadalajara

En Irlanda del Norte el castillo de Ward ya no es un monumento más en las proximidades de Belfast, sede de los platós de Juego de Tronos. Esta fortaleza fue el hogar ficticio de los Stark, pura Invernalia, y cientos de miles de turistas siguen la ruta monumental irlandesa de una serie de la HBO que comienza a tener carácter de fenómeno legendario. La costera croata de Dubrovnik, una de las ciudades más fascinantes de Europa, también se ha visto muy beneficiada por el turismo de los seguidores de la saga literaria.

España, convertida en parte del Dorne de los libros de George R.R. Martin, va a vivir la explosión del interés de los espectadores de la ficción televisiva con los lugares de rodaje de la sexta temporada, tras una quinta que tuvo a Sevilla y a Osuna entre sus protagonistas. A los Reales Alcázares hispalenses y a la plaza de toros de la población universitaria (amén de la ribera cordobesa del Guadalquivir), en este otoño se rodará en un puñado de exteriores españoles que formarán parte de este recorrido por los castillos y calles que dan vida a las intrigas de todo el universo de Tyron Lannister.

Otro monumento andaluz, la Alcazaba de Almería, será uno de esos nuevos escenarios para la grabación de una temporada que se plantea épica y llena de esos conflictos desgarradores que salpican este imaginario Medievo. El castillo de Zafra, escondido por el mapa provincial de Guadalajara, es uno de estos tesoros monumentales que descubrirá la serie estadounidense para una mayoría de turistas. Ubicado en la comarca de Molina esta es una fortaleza de los tiempos de Fernando III, heredera de un alcázar árabe y ubicada sobre un espectacular roquero.

Más popular es la estampa de la castellonense Peníscola, Calabuch en la película de Berlanga y castillo valenciano de El Cid en la película protagonizada por Heston. El peñón, refugio del Papa Luna, estaba llamado a recibir la atención de los localizadores de la HBO, que también se han sorprendido con los parajes naturales navarros de las Bardenas Reales, un insólito desierto en las proximidades de la ribera del Ebro. Y la judería de Gerona también parece surgida de la imaginación de Martin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios