La niña explosiva y sexy de Hollywood

  • A sus 29 años y con un físico de infarto, Alexandra Daddario se ha convertido en la actriz del momento

Es comparada con la mismísima Monica Bellucci. Sus ojos, sus curvas, su impoluta dentadura y su rostro angelical convierten a Alexandra Daddario en la actriz más explosiva de la meca del cine. Tanto que ya muchos afirman que ha sustituido a su compañera Jennifer Lawrence como la mujer que encabeza el rankin de las más sexys. El mes pasado estrenó la película San Andreas, un thriller con el que se ha afianzado como una de las intérpretes más reclamadas de la actualidad. Antes de rodar la cinta ha participado en series de éxito sin dejar indiferente a nadie. Su instante más recordado en la televisión es el desnudo que protagonizó en la ficción True Detective con Matthew McConaughey como compañero. Una muestra más de la sensualidad que le hizo ser una de las candidatas para interpretar a Anastasia Steele en la adaptación cinematográfica de la novela Cincuenta sombras de Grey. La newyorkina de origen italiano ha participado en otras series reconocidas a nivel internacional como Los Soprano o Ley y Orden, aunque de forma mucho más discreta que en la anterior. Su talento como intérprete se vio recompensado en 2010 y 2013 con las nominaciones a los premios Teen Choice Awards y MTV Movie Awards. Además de en el cine y la televisión Alexandra participó durante su adolescencia en vídeos musicales. Entre ellos destaca el de la canción Radioactive, de Imagine Dragons. Con este currículum unido a su físico de infarto no es de extrañar que directores, productores y marcas publicitarias se la rifen para que sean su estrella y así tener asegurado el éxito de sus productos.

De su vida personal se conoce muy poco. Pese a no tener reparo en desnudar su cuerpo ante las cámaras lo que no le gusta nada es hablar de su intimidad y en la actualidad no se sabe si tiene o no pareja. Ha protagonizado la portadas de revistas como People o Vanity Fair y ha concedido entrevistas programas de éxito, pero de su vida amorosa no suelta prenda. Aunque viendo que cada vez su éxito es mayor y que está avanzando a pasos agigantados en la escala de las mujeres más seguidas, seguro que se convertirá en uno de los próximos objetivos de los paparazzi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios