La pesadilla de Lindsay aún no ha terminado

Parece que la pena de Lindsay Lohan había terminado, pero no. El juez que lleva su caso ha precisado que la liberación de la joven no es total tras su salida de la clínica de rehabilitación, pues durante los próximos meses estará bajo una estricta vigilancia médica.

Además, la joven actriz no podrá salir de Los Ángeles y si recae en el alcohol o las drogas será condenada a treinta días de prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios