La princesa Magdalena vuelve a casa

  • La hija menor de los reyes de Suecia cumple su deseo de vivir en Estocolmo junto a su marido y su hija Leonor Allí será donde dará a luz a su segundo hijo

La princesa Magdalena de Suecia deja su vida en la Gran Manzana para irse a vivir junto a los suyos, en Suecia. Así lo ha confirmado la Casa Real sueca en un breve comunicado en el que asegura que tanto la princesa Magdalena como su hija Leonor ya se encuentran censadas como residentes en el país escandinavo, mientras que su esposo, Chris O'Neill, también lo ha solicitado y está a la espera de la tramitación definitiva.

Se cumple de esta forma el deseo de la princesa, que había manifestado en numerosas ocasiones que le gustaría dejar su vida en Nueva York para volver a Europa. En principio se pensaba que el matrimonio elegiría como lugar de residencia Londres, ya que Chris O'Neill se dedica a las finanzas y Londres es un lugar apropiado para continuar con sus negocios. Además, es allí donde reside la familia del empresario y no se encuentra muy lejos de Suecia. Finalmente ha sido Estocolmo la ciudad elegida, quizá porque es en su país natal donde la princesa Magdalena quiere dar a luz a su segundo hijo, que llegará al mundo a mediados de este año.

Desde la Casa Real sueca han confirmado que Estocolmo será la "base" de la familia O'Neill Bernadotte, si bien no ha puntualizado por cuánto tiempo.

La princesa Magdalena se mudó a Nueva York en 2010 tras su polémica ruptura con su anterior pareja, Jonas Bergström. Allí comenzó a trabajar en la fundación World Childhood, la entidad benéfica que creó y preside su madre, la reina Silvia. Fue también allí donde comenzó su relación con el empresario Chris O'Neill, con quien se casó en 2013, y también en Nueva York donde vino al mundo la primera hija de la pareja, Leonor que el próximo día 20 cumplirá un año.

Es probable que durante los primeros meses de vida en Estocolmo y hasta que no localicen su vivienda definitiva, la pareja fije su residencia en el antiguo piso de soltera de la princesa Magdalena, un apartamento emplazado en pleno centro pero mucho más pequeño que el lujoso piso en el que ha vivido el matrimonio durante los últimos años, en la zona más exclusiva de Manhattan.

El regreso de la princesa Magdalena a Suecia es un motivo más de alegría para los reyes, que llevan meses preparando con ilusión la boda de su único hijo varón, Carlos Felipe, que pasará por el altar el próximo 13 de junio con Sofía Helqvist.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios