El príncipe Guillermo y Kate 'entrenan' con los niños

Cientos de personas desafiaron ayer un torrencial aguacero para ver al príncipe Guillermo y a su prometida, Kate Middleton, durante una visita al norte de Inglaterra, su último compromiso oficial antes de la boda prevista en menos de tres semanas. Kate, que vestía un conjunto de chaqueta y falda azul marino, a juego con su anillo de compromiso y con el traje de su novio, llevaba el pelo semirrecogido, y se refugió bajo un enorme paraguas negro a su llegada a Darwen.

Como en sus tres viajes anteriores a Gales, Escocia e Irlanda del Norte, los futuros esposos respondieron complacientes a las aclamaciones de sus admiradores antes de entrar en un colegio.

Kate, que ha sido el centro de atención en esta gira preparatoria para su futuro papel de princesa, fue encargada de dar la salida de una carrera y de entregar la medalla a la atleta ganadora, antes de reunirse con Guillermo para departir con otros futbolistas y ciclistas jóvenes, en su mayoría niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios