El príncipe 'camorrista'

  • La pelea en una discoteca provocó el ingreso en un hospital del príncipe Pierre Casiraghi, el tercer hijo de Carolina de Mónaco.

Comentarios 3

La pelea en una discoteca que provocó el ingreso en un hospital del príncipe Pierre Casiraghi, el tercer hijo de Carolina de Mónaco, nos recuerda demasiado a las andanzas de hace algunos años del príncipe Harry de Inglaterra. En el caso de Pierre, de 24 años, al parecer el motivo de liarse a golpes fue una botella de vodka (de 500 dólares, eso sí) y sentarse en la mejor mesa del club, el exclusivo Double Seven de Nueva York. El empresario estadounidense Adam Hock, como informó ayer el diario New York Post, 'capitaneaba' la otra parte implicada en la trifulca en la que, como ha señalado el dueño del bar, lo único claro de la situación es que "todos estaban borrachos".

La discusión comenzó cuando Casiraghi, acompañado de Stavros Niarchos III, exnovio de Paris Hilton (de 26 años); Vladimir Restoin Roitfeld (de 27), y Diego Marroquin (de 33), se acercaron a la mesa de Hock, un financiero de 47 años que estaba con un amigo, con la esposa de éste y con varias amigas de ella. "Unos borrachos creyeron que merecían estar en la mejor mesa y con las chicas más guapas", ha manifestado el empresario al New York Post, tras confesar que no reconoció al hijo de la princesa Carolina y que el que comenzó a pegar fue Stavros Niarchos.

Hock ha añadido en sus declaraciones que él lo único que hizo fue defenderse de "empujones y puñetazos que venían de todos lados" y "de un botellazo en un hombro" a consecuencia del cual lleva el brazo en cabestrillo.

Pierre Casiraghi también recibió atención médica; según testigos de la pelea, el príncipe monegasco habría resultado con la mandíbula rota y con varios golpes en el rostro.

En cambio, según una de las acompañantes del grupo de Casiraghi, la organizadora de fiestas Nima Yamani, el agresor y el que provocó la pelea fue Hock. Yamani ha dicho al diario neoyorquino que "el príncipe fue al suelo muy rápido... Parecía que le habían partido la cara", y que cuando ella y Niarchos (que estaba acompañado de su novia, la modelo Jessica Hart) fueron a ayudarlo, también recibieron diversos puñetazos.

Sea como fuere, la Policía de Nueva York está también investigando lo ocurrido con ayuda de las imágenes de una cámara de vigilancia grabadas en el local donde sucedieron los hechos.

Hasta la fecha, Pierre era el hijo menos mediático de la princesa Carolina. Andrea, el mayor, es conocido por sus enfrentamientos con los periodistas, por su gusto por las fiestas y por sus numerosos escarceos amorosos, aunque desde hace cuatro años mantiene una relación estable con la multimillonaria colombiana Tatiana Santo Domingo. Carlota, de 25 años, es la hija mediana de Carolina. Hace unos meses dejó a su novio de toda la vida por un humorista marroquí de 40. Y ahora parece que a Pierre le gusta la noche tanto como a su hermano. Y las malas compañías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios