Arancha del Sol. Presentadora y actriz

"Hay que recordar que cada arruga y cada estría puede ser fruto de una sonrisa"

  • La asturiana, embajadora de Hedonai, vuelve a fijar su residencia en Córdoba, ciudad a la que está unida desde que se casó con Finito y en la que su familia, asegura, se siente querida.

Comentarios 2

Dicen que los andaluces nacen donde les da la gana, y Arancha del Sol es una de esas personas que, aunque nació en Asturias, se siente muy cómoda en el Sur. La imagen de las clínicas estéticas Hedonai regresa a Córdoba, donde ha fijado su residencia y donde, asegura, toda la familia se siente muy cómoda.

-Hace tiempo que no la vemos en actos públicos ¿A qué se dedica ahora Arancha del Sol?

-Últimamente he estado muy volcada en nuestro traslado a Córdoba, con nuevos proyectos para emprender en el sur y disfrutando de esta nueva etapa.

-Dejó a un lado su carrera para volcarse en su faceta de madre. Ahora que sus hijos son más mayores ¿Con qué proyecto le gustaría volver a la escena pública?

-Nunca he dejado mi carrera, pero sí es cierto que mi actividad en televisión cambió mucho desde que me casé, unas veces por voluntad propia, cuando decidí dedicarme más a mi familia, y otras porque también es difícil cuando sales de un circuito como la tele. Afortunadamente seguí haciendo teatro, un par de series, presentando eventos, publicidad…

-En los 90 fue uno de los rostros más queridos de Telecinco ¿Fue difícil dejar a un lado la televisión siendo tan popular?

-La televisión me encanta, me siento bien en el plató, me encantaría volver a presentar programas blancos como los que hice en su día y que me acercaron tanto a la gente que hoy por hoy, me siguen demostrando su cariño. Echo de menos esa televisión con mucha frescura, color, positivismo...

-Muchos piensan que Arancha del Sol siempre ha vivido en Andalucía, pero lo cierto es que desde que se casó con Finito de Córdoba ha vivido más en Madrid que en Andalucía. Es ahora cuando se ha mudado a Córdoba, definitivamente, la ciudad por la que su marido siente especial cariño ¿Cómo ha sido el cambio? ¿Y sus hijos, cómo lo han aceptado?

-Durante los primeros cinco años de mi hija Lucia vivíamos a caballo entre Córdoba y Madrid, en Córdoba siempre hemos tenido nuestra casa. Una serie diaria y el colegio nos hizo escoger y fijar nuestra residencia en Madrid. La tierra siempre nos ha tirado mucho y en esta nueva etapa tomamos la decisión de trasladar nuestra residencia a Córdoba buscando calidad de vida. Córdoba es una ciudad maravillosa para vivir, especialmente para nuestros hijos, estamos rodeados de campo, montan a caballo y llevamos una vida más sana y tranquila, junto a los nuestros. Aquí siempre nos hemos sentido muy queridos y siempre estuvo en nuestros planes volver, si es que alguna vez nos fuimos. Lucia siempre nos lo pedía, ella nació aquí y está feliz en su nuevo cole, con sus primos y amigos. El pequeño, Juan Rodrigo está feliz siempre y en el campo más. Y el Ave me permite ir a Madrid y volver enseguida sin abandonar mi actividad.

-La pasión de Finito por los toros parece que se lo está transmitiendo a su hijo pequeño. ¿Le gustaría que Juan Rodrigo siguiera los pasos de su padre?

-Fundamentalmente me gustaría que hiciesen lo que les hiciera felices. Nuestro deber como padres es apoyarles y ayudarles a crecer. Sinceramente no me gustaría que siguiera sus pasos, pero sí que lo respeto, la prohibición nunca es buena. Desde luego que intentaremos darle otras opciones en su formación. Su padre ama su profesión y se siente torero después de 25 años, es algo que va más allá, es su forma de vida. Admiro la integridad, la honestidad y la fidelidad a su forma de entenderlo e interpretarlo y todavía tiene una ilusión tremenda cuando enfrenta cada temporada. Frente a eso yo sólo puedo apoyarle cuando vienen los momentos duros (que desgraciadamente hay bastantes y más cuando se trata de un torero artista y romántico como El Fino), quererle y alimentarme también de todas esas sensaciones.

-Hablemos de belleza. A sus 42 años puede presumir de ser la misma morena de escultural figura que cautivaba a todos con su sonrisa y se hacía con el título de Miss Madrid a los 17 años ¿Cuál es su secreto para seguir así? Parece que por usted no ha pasado el tiempo...

-Sí ha pasado sí…(risas) No creo que tenga ningún se secreto que no se haya contado ya. Intento cuidarme lo que puedo sin ser esclava de mi físico, aunque sí he notado que a partir de los 40 hay que esforzarse más. Llevo una alimentación equilibrada y procuro hacer ejercicio siempre que puedo, combinado con el ejercicio con un chaleco de electroestimulación que he descubierto con Hedonai que en 20 minutos una vez por semana los resultados son excelentes en muy poco tiempo. Es muy importante sentirte bien, hace que tu expresión cambie, todo se refleja en la cara.

-Y además puede presumir de no haber pasado nunca por quirófano...

-Jajaja, ¡¡yo nunca he presumido de eso!!!

-Hace poco se filtraron en las redes sociales una foto de Cindy Crawford sin retoques fotográficos. ¿Qué opinión le merece esta imagen?

- Sinceramente, no la he visto...

-¿Es difícil cumplir años cuando se vive o se ha vivido de la imagen?

-Yo creo que cumplir años es difícil para todos y lo peor que podemos hacer por nuestra salud es obsesionarnos. Hay que recordar que cada arruga, cada estría puede ser fruto de una sonrisa de haber dado vida y vivir . Hay que dar las gracias todos los días.

-¿Es de las que se cuida en exceso o, por el contrario, le debe más a la genética que a las cremas?

-Me encanta la cosmética, llegué a tener una tienda hace algunos años, me apasiona todo lo que tiene que ver con la salud, medicinas alternativas, naturistas, y la belleza, pero como te decía, sin llegar a la obsesión y convertirme en esclava de mi físico. Despiertan mi curiosidad y es un mundo muy interesante, pero me gustaría ser más constante y regular con mis cuidados.

-Es embajadora de los centros Hedonai ¿Qué consejo le han dado en estos centros que hoy pueda dar usted a sus seguidores?

-Llevo ocho años colaborando con Hedonai y he inaugurado varios de sus espacios aquí en Córdoba, en Asturias. En El Corte Inglés. Me siento muy identificada con su filosofía, con sus cuidados... Siempre resaltan tu belleza natural sin artificios, para mí lo más difícil, en un momento en el que priman los rasgos artificiales. No me gusta dar consejos, pero tengo amigas guapísimas que se han destrozado la cara por querer más pómulos, más labios, más y más… Para mí más es menos y la armonía es lo que hay que encontrar, resaltar tus virtudes y conseguir un aspecto saludable. Hedonai cuenta con un equipo de profesionales ejemplar y me siento como en casa. Me conocen bien , nos entendemos y me cuidan mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios