El rostro indomable de las pasarelas

  • La moda ha sido el mejor trampolín para esta camaleónica top británica, que ahora se baja de sus tacones para demostrar sus dotes escénicas y musicales.

Irreverente, divertida y diva a partes iguales. Así es Cara. Una niña bien de Londres que ha llegado a lo más alto de la moda en un tiempo récord. Sería lógico pensar que su trayectoria, en la que no han faltado ni las alas de Victoria's Secret ni los desfiles con Chanel, se remonta a más de una década, pero lo cierto es que el boom Delevingne se ha vivido en los últimos cinco años, un tiempo, no obstante, que ha dado mucho de sí para esta británica en la que muchos veían a la sucesora de Moss.

Su carácter y su actitud han sido su punto de distinción en un mundo repleto de caras angelicales. La belleza de Cara no ha sido la que le ha ido abriendo puertas, sino su talante divertido y su punto de chica mala. Lo que enamoró a Lagerfeld de esta rubia fue su habilidad para mimetizarse con el personaje que representaba sobre las pasarelas, tanto que no dudó en bautizarla como la "Chaplin de la moda".

Aunque sus inicios en este ámbito fueron a lo grande (con sólo ocho años fue portada de la edición italiana de Vogue), lo cierto es que Cara nunca se sintió atraída por el mundo del modelaje y sí por el de la interpretación. Pero fue el destino lo que hizo que la prestigiosa agencia Storm Management se fijara en ella y la fichara con sólo 17 años. A partir de ahí su fama fue creciendo como la espuma, haciendo en poco tiempo que su presencia fuera casi obligada en las pasarelas internacionales.

Burberry Prosum fue la primera gran marca que confió en ella y la que le abrió las puertas de la Semana de la Moda de Londres en 2011. En Cara había encontrado ese punto juvenil y descarado con el que quería dar un giro a una marca tradicional. Después de Burberry llegaron posados para DKNY, YSL, Mulberry, Balmain y una larga lista que corona Chanel, con la se convirtió en imprescindible de la mano de Lagerfeld.

Seguramente uno de sus logros como modelo no fueron las alas de Victoria's Secret (para la que desfiló en 2012), sino el posado de igual a igual que hizo junto a Kate Moss para un perfume de Burberry, unas imágenes con las que Cara vio cumplido un sueño.

Pero su aventura en el mundo de la moda, a pesar de que ha llegado a lo más alto (incluyendo incluso el título de Mejor Modelo del Año en 2012), no le ha terminado de convencer. Cara ha utilizado su poder mediático y la importante agenda de contactos de su adinerada familia para dar el salto al mundo de la interepretación, donde siempre quiso encontrar un hueco.

Estos días se afana en dar a conocer al mundo su primera película como protagonista, Paper Town, aunque antes había hecho sus pinitos como actriz secundaria en otras cintas como Anna Karenina. Su proyección en este ámbito, no obstante, tiene que dar aún mucho juego, ya que asegura que es el cine y la interpretación lo que de verdad le apasiona. De momento, con Ciudades de Papel aún en cartelera, la modelo británica tiene otras tres películas pendientes de estreno: El rostro del ángel, Pan (en la que interpreta a una sirena) y Escuadrón suicida.

Tiene como referente a Charlize Theron, que también se dio a conocer como modelo antes que como actriz y asegura que vería cumplido uno de sus sueños si algún día pudiera grabar a las órdenes de Scorsese o formar parte de un reparto junto a Meryl Streep.

Aunque Cara no se conforma con su salto a la gran pantalla y quiere seguir sorprendiendo a sus miles de seguidores con otras dotes artísticas. Seguramente por la influencia de tener como pareja a una cantante como Annie Clark (con la que lleva saliendo varios meses), la británica lleva tiempo preparándose para dar el salto a los escenarios. Lo cierto es que las pocas veces que ha cantado en público, como en Sun don't shine, el tema que grabó junto a Will Heard en 2014, su bonita voz no ha dejado a nadie indiferente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios