Los secretos de Penélope al descubierto

  • La española ha sido galardonada con el premio a la mejor actriz de reparto en los Bafta británicos por su papel en 'Vicky Cristina Barcelona' · Después del Goya a la Mejor Actriz de Reparto y de asistir al almuerzo de la Academia para los nominados a los Oscar, comienza una semana para una mujer de la que desvelamos todos sus secretos.

Muchos piensan que los primeros pasos profesionales de Penélope Cruz los dio junto a Javier Bardem en Jamón, jamón pero pocos son los que saben que, sus verdaderos orígenes interpretativos, se encuentran en una producción erótica para la televisión francesa de nombre Serie Rosa. Dirigida por aquel entonces por Jaime Chávarri, la madrileña debutó vestida de una sensual tabernera de época que pudieron ver públicos no sólo del país vecino sino de Latinoamérica e incluso Estados Unidos.

A partir de ahí se forjaría la leyenda y llegarían títulos como Belle Epoque (1992), La niña de tus ojos (1998) –por la que conseguiría su primer Goya-, o Todo sobre mi madre (1999). Unos éxitos durante los que la actriz ha sabido mantener una personalidad en la que sobresalen aficiones como la del dormir. Y es que “Pe” podría considerarse una adicta al sueño, actividad en la que ha llegado a superar las… ¡17 horas seguidas sin despertarse! Indudablemente, una de las mejores técnicas para aparecer siempre radiante y sin el menor rastro de cansancio en su rostro.

Eso, unido al consumo diario de dos litros de agua y a una dieta regular en la que, por un lado, siente especial atracción por la comida japonesa, la coca-cola y el chocolate y donde, por otro, prefiere evitar la carne –intentó ser vegetariana aunque no lo consiguió- ante el pescado. No olvidemos que, además, estudió diez años de ballet clásico y tres de español con lo que, su figura, es ágil como la de un junco y, si a ello le unimos los entrenamientos a los que suele someterse, encontraremos una nueva clave que hace entendible la perfección física de esta mujer.

Respecto al cabello, hasta encontrar el largo actual que tanto la favorece, Penélope ha probado diversos cortes y colores, reconociendo que, de todos, es el tono rubio el que nunca –a menos que sea exigencia del guión-, volverá a utilizar. Amante de la cultura oriental, la intérprete practica meditación, yoga y otras técnicas que le ayuden a desconectar de la tensión diaria a la que, por su trabajo, se ve sometida.

No resulta extraño que, vistos los impresionantes resultados de este modus vivendi, a la intérprete de Vicky Cristina Barcelona, se la disputen los hombres. Desde Nacho Cano, su primera relación pública, a la actual con Javier Bardem, las “estrellas” que se han disputado su corazón son innumerables. Orlando Bloom, Matthew McConaughey y, por supuesto, Tom Cruise, son sólo algunos de los sex-symbols que han besado unos labios para cuyo maquillaje su propietaria no suele usar tonos excesivamente intensos, cargando la fuerza de la expresión en una intensa mirada que aguarda expectante la llegada del Oscar…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios