SONIA & ISABELLE. DISEÑADORAS

"Nos trasladaremos hasta la niñez y soñaremos para abstraernos de la realidad"

  • Las diseñadoras crearán un mundo de magia donde sus flamencas se convertirán en princesas.

Comentarios 1

La ilusión y las ganas de trabajar es lo que ha llevado al éxito a estas sevillanas que empezaron en el mundo de la moda hace más de 20 años y que se han recorrido las pasarelas más importantes del panorama nacional e internacional. Participan en Simof desde hace una década presentando sus colecciones, y este año serán ellas las que nos adentren en un mundo encantado con historias de princesas. Estas defensoras de la exclusividad y del traje clásico flamenco fueron las elegidas por el Ayuntamiento de Granada,  para diseñar y confeccionar el traje de La Tarasca, imagen centenaria que procesiona en el afamado Corpus de Granada y que por primera vez en sus 200 años de historia se vestía de flamenca,  fomentando así el vestido regional. Más recientemente, en 2011, se les otorgó el Premio a Mejor Diseñador de Moda Flamenca que concede nuestro portal Wappíssima por ser la colección más votada por los lectores. Una trayectoria imparable y mucho ánimo de superación es lo que define a esta encantadora pareja que más que sangre azul tienen sangre flamenca.

-Un cuento en Sevilla es el título de vuestra nueva colección. ¿De qué trata ese cuento?

-Bueno, fue una idea que se nos ocurrió el año pasado, justo antes de que las modelos salieran a pasarela en Simof 2011, al verlas a todas preciosas como princesas pensamos en hacer un desfile ambientado en cuentos y  princesas, el de este año. La colección será por eso muy vaporosa, con tejidos muy ligeros y con tonos pasteles, aunque también clásicos como el rojo, el negro, el verde y los lunares. Hemos usado mucho encaje y puntillas de algodón,  pero sobre todo será una colección muy flamenca. Queremos que la gente que se acerque al desfile se transporte a su niñez y se abstraiga de la vida real, del día a día, que sueñen y que sean positivos ante la adversidad.

-Vuestra trayectoria está siendo imparable, como tocada por la varita mágica ¿Nos podeis contar qué planes tenéis para este año?

-Ahora mismo estamos inmersas en la presentación de la colección en Simof. Luego vamos por primera vez a Pasarela Flamenca de Jerez el día 19 y a Simar a final de mes, porque la gente nos quiere ver en Cádiz y Huelva. Será un mes llenito de desfiles. También  seguimos colaborando con el programa Se llama Copla vistiendo a las concursantes. Y por lo demás, esperamos muchísimo trabajo en nuestra tienda-taller en Coria del Río, nuestro pueblo, donde atendemos a nuestras clientas, algo que adoramos. Tenemos mucha suerte, aunque ha sido buscada, porque con gran ilusión y ganas de trabajar, estamos creciendo mucho profesionalmente. Realmente lo que esperamos es otra temporada buenísima y llena de éxitos.

-¿En que piensan Sonia e Isabelle cuando diseñan?

-Si te digo la verdad, creo que a casi todos nos pasa igual, que las ideas nos vienen de repente. Te cuento la  anécdota de este año (ríe). Era Octubre, una tarde preciosa,  íbamos en coche de camino al Rocío por la marisma, rodeadas de naturaleza y de pronto nos empiezan a surgir ideas, cortes, formas, caídas, vuelos…todo relacionado con aquella idea del cuento. Cogimos lápiz y papel y creamos una veintena de diseños de una tacada. Luego, todo ha sido coser  y cantar, este año ha sido así pero cada año es una historia distinta.

-¿Dónde reside la esencia de un traje de flamenca Sonia & Isabelle?

-Nuestros trajes son como nosotras, dulces y sencillos. Trabajamos mucho los cuerpos, con muchos cortes en el patrón y muchos encajes en talle, cuello y mangas. A los volantes les damos volumen y un toque distinto, con remolinos en flor, trazos diagonales, muchos encajes en el filo….todo muy armónico, elegante y por supuesto únicos y exclusivos puesto que no hacemos dos iguales. No nos agradan las estridencias ni llamar la atención.

-¿Cómo es trabajar en pareja? Ser dos suponemos que  no significa estar de acuerdo en todo...¿cómo equilibráis la balanza?

-Bueno, aunque no lo creas, nosotras estamos encantadas y no podríamos haber dado con otra compañera mejor, estamos muy felices juntas. Sonia es más terremoto y yo (Isabelle) soy más dulce. Nos complementamos en lo personal, aportando una la fuerza y  la otra el sosiego. En los diseños cada una pone su granito de arena, dentro de lo que nos gusta a cada una y siempre sale bien.

-¿Algo característico de Sonia en un diseño? ¿Y de Isabelle?

-Pues a Sonia le gusta cortar los volantes perfectos, recortar las telas para hacer mangas imposibles, diseñar el dibujo de cómo finalmente quedarán los volantes en el traje…A Isabelle le gusta cortar los cuerpos, con cortes en el talle y en el pecho. Luego las dos juntas adornamos muchísimo todo, a veces hasta tenemos que parar (ríe). Las costureras también tienen mucho mérito porque captan y trasladan todo lo que nosotras queremos transmitir al traje. Juntas formamos un buen equipo.

-Cenicienta pudo ir al baile gracias a su hada madrina. ¿Cómo era el traje con el que soñabais vosotras de pequeña?

-Ay, ya casi no me acuerdo, hace tantos años…(bromea). Nosotras somos muy infantiles y risueñas, además aunque nuestra infancia física hace tiempo que pasó mentalmente nos sentimos niñas todavía. Nuestro traje soñado podría ser cualquiera de los que vereís en la pasarela este año; elegante, sencillo y muy flamenco. Sobre todo, un traje que cualquier mujer pueda llevar a la Feria o a la Romería, que la haga sentirse guapa y con el que se sienta cómoda.

-¿Os habéis convertido en hadas creando esos vestidos soñados? Es decir, el traje de flamenca ideal para vosotras ¿ya lo habéis diseñado?

-Espero que quede mucho para que llegue ese día, porque mientras lo buscamos tenemos la ilusión de seguir creando algo mejor cada año, como hasta ahora. Ésta es nuestra mejor colección , mejor que la del año pasado que tanto premio se llevó, pero más nos vale volver a superarnos el año que viene, seguir en la búsqueda de ese traje soñado. Y sí, un poco hadas nos hemos sentido estos meses en los que hemos estado creando con una ilusión tremenda y cuidando cada detalle para que nuestras princesas de cuento salgan preciosas a la pasarela.

-¿Qué es lo que más os satisface de este trabajo? ¿Y lo que menos?

Pues lo que más nos gusta es el contacto con el público, con nuestras clientas, saber que lo que hacemos gusta, que es valorado y tiene clase. El momento de estar con ellas es el que esperamos todo el año, son unos meses en los que disfrutamos muchísimo Y lo que menos nos gusta…(ríe) es hablar con la prensa, no por el periodista sino porque nos aterra ver un micrófono o una cámara. Huímos siempre del protagonismo y de las entrevistas, nosotras somos muy normales y sencillas y nos da vergüenza ser el centro de atención. Así que tenemos un problema, porque gracias a Dios, tenemos el  reconocimiento del público y de los medios, y no hay más remedio que enfrentarse a ello.

-¿Para que un traje nunca pase de moda qué llevaría?

-Pues hay colores como el rojo, el negro o el beige, que siempre son un clásico y que si los combinas con unos complementos distintos cada año parece que siempre estrenas. Luego, los lunares, si son discretos, tampoco pasan de moda. El traje debería ser largo, de manga larga y con cuello de flamenca. De todas formas , los trajes hoy en día, si son de diseño y se salen del clásico, puedes darle un uso muy actual y moderno al menos durante diez años,     ¡da tiempo a lucirlo! (ríe).

-¿Cuando se tiene terminada una colección?

-Uff, pues normalmente hasta el último día estamos dando puntadas. La verdad es que siempre pasa, quieres que todo vaya tan perfecto que falta tiempo, aunque con organización siempre se llega para el día del desfile. Este año en Simof tenemos la presentación de la colección 2012 el sábado y también haremos otros dos desfiles, uno el viernes, dedicado a la Moda de Camino y otro el domingo, de Moda Infantil. En total son casi 70 trajes los que expongamos en Simof este año. ¡Una locura!

-Qué es más inspirador ¿crear para el día o para la noche? ¿Hay mucha diferencia entre ellos?

-La luz del día siempre da más juego para que se luzca la flamenca. Nosotras hacemos los trajes con unos colores muy pastel, que irradian luz de día y captan la luminosidad de la feria en la noche, por lo que están cubiertas las dos facetas. Si el vestido está hecho especialmente para la noche, depende de la clienta, puedes ponerle gasas oscuras, elegantes, tonos rojos o negros, que siempre dan mucho glamour. Nosotras lo que hacemos en colección casi siempre es tanto para una como para otra. Pero por supuesto si haces un traje específico para día o para noche deben existir diferencias.

-Un deseo para este año

Mejor dos. Uno es que a todos los que pertenecemos al sector y tenemos nuestros talleres y tiendas abiertos al público nos sonría la fortuna y las clientas sigan fieles a nosotras, porque gracias a ellas muchas familias, costureras, almacenes de telas, encajes, transportistas, limpiadoras, etc siguen subsistiendo. Y otro deseo, que  no llueva ni en la Feria ni en la Romería, es una pena que teniendo tanta ilusión no puedas disfrutar luciendo tu traje nuevo.

-Un consejo para las que se visten de flamenca

-Que  sean ellas mismas, que pidan opinión a los profesionales para saber qué es lo que más les favorece, que no se hagan un traje como el que han visto en televisión o en Internet sino que les hagan su traje, uno especialmente hecho para ella, exclusivo, que le dará brillo, naturalidad , sencillez y elegancia. Triunfarán.

Si queréis conocer más sobre Sonia & Isabelle podéis escribir a wappissima@grupojoly.com. Para contactar con ellas directamente podeis hacerlo en el P.I. La Estrella, c/J, nº 20 en Coria del Río (Sevilla) o a través de su página web www.sonibel.es

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios